RESPONSABILIDAD DEL FUERO SINDICAL



INDICE
TEMA                                                                                     PAGINA
             i.        INTRODUCCION------------------------------------------------------2

           ii.        DESARROLLO--------------------------------------------------------3

          iii.        JUSTIFICACION O MOTIVACION------------------------------4

          iv.        ANTECEDENTES DEL TEMA------------------------------------5

           v.        DEFINICION------------------------------------------------------------7

          vi.        REQUISITOS PARA GOZAR DEL FUERO SINDICAL-----8

        vii.        OBJETO GENERAL--------------------------------------------------9

      viii.        OBJETIVO ESPECIFICO------------------------------------------10

         ix.        HIPOTESIS------------------------------------------------------------11

           x.        METODOLOGIA A EMPLEAR-----------------------------------14

         xi.        INTEPRETACION DEL TEMA-----------------------------------15

        xii.        CONCLUCION-------------------------------------------------------16

      xiii.        BIBLIOGRAFIA------------------------------------------------------17




I.             INTRODUCCION
Por primera vez en la legislación del trabajo de la República Dominicana se consagra el fuero sindical que es un derecho de protección en favor de aquellos trabajadores que se dedican a la actividad sindical.
La institución del fuero sindical en la nueva legislación laboral dominicana es una novedad, ya que en la mayor parte de los países no se habla del fuero por que la actividad sindical forma parte de la actividad normal y constante en las empresas. En nuestro país todavía hay una parte del empresariado que ve el sindicato como su enemigo, de donde es fácil colegir la importancia que reviste la legislación a este respecto.
La incorporación del fuero sindical en el nuevo código ha tenido un efecto negativo en muchos empleadores que no han aceptado la necesidad o conveniencia de adaptarse a los cambios que se han aplicado, en aquellos que no tienen experiencia en este sentido y en los que ven en el sindicato una intromisión en los asuntos internos de la empresa.
En nuestras legislaciones el fuero sindical fue precedido como figura jurídica, como normas generales que consagraban la vigencia de derechos sindicales básicamente de forma enunciativa, enunciados que estaban dispersos en normas constitucionales, convenios de la O.I.T y por leyes que por lo general prohibían las prácticas desleales y contrarias a la ética en las relaciones laborales.
Las Constituciones nacionales en su mayoría consagraban el derecho a la libre asociación de todos los ciudadanos y en el caso de los trabajadores garantizaban el derecho a la huelga, pero estas disposiciones no reglamentaban adecuadamente la forma de ejercer estos derechos y tampoco establecían controles rigurosos para la protección efectiva de los derechos sindicales; en la actualidad quedan protegidos por el fuero. Además predominaba el derecho de los empleadores a poner fin a los contratos de trabajos para abortar el nacimiento de un sindicato o condicionar la existencia del mismo a los intereses exclusivos de los empleadores.
II.           DESARROLLO
En el derecho positivo Latinoamericano establece la consagración del fuero sindical es el resultado de un traumático y complejo proceso, de una larga lucha en contra de las violaciones al derecho de sindicalización en todos los paises.
En   principio  se   dirigió   este   esfuerzo  para  establecer normas de derecho que protegieran el derecho a la sindicalización en predominio de dictaduras militares, pero debido a la precariedad de nuestras instituciones en América Latina el sindicalismo se desarrolló pobremente en nuestros continentes, pudiendo observarse normas constitucionales y legales que protegían al derecho de asociación y organización sindicales, como insuficientes.
Con  el  incremento  de  las  crisis  económicas  e  institucionales en nuestros países manifestados en la marginalidad y desempleos crecientes haciendo precario el empleo y convirtiendo los altos porcentajes de cesantes en factor de presión, represión y miedo resultaba más crudo el ejercicio de derechos que consagraran la protección a actividades sindicales realizadas con apego a la ley.
En la República Dominicana debido a las peculiaridades de nuestro proceso laboral, de nuestros tribunales y de los procedimientos administrativos de trabajo, el ejercicio de un derecho paradójicamente se convierte en una virtual negación al mismo, sin dejar de un lado la precariedad del empleo por la profunda crisis económica, las debilidades y los vicios de nuestro movimiento sindical, lo que constituye una pérdida de peso específico de movimientos sindicales en nuestro país y en consecuencia una escasa y débil capacidad del mismo para hacer valer sus derechos.
Previo a la consagración de la legislación vigente sobre el fuero sindical, este se evidencia como fundamental para salvaguardar los derechos de los gestores o dirigentes sindicales los cuales, con anterioridad al nuevo código, podían ser desahuciados pagando sólo las debidas indemnizaciones.  Por ello estamos frente a la más trascendente disposición del derecho colectivo de trabajo en los últimos años.
Con anterioridad a la aprobación de la ley que instaura el fuero sindical en la República Dominicana, existía el artículo 307 del viejo Código de Trabajo el cual prohibía a los patronos realizar prácticas ilegales o contrarias a la ética profesional del trabajo.
III.          JUSTIFICACION O MOTIVACION
Exhortamos al Ministerio de Trabajo a que desempeñe su papel como institución mediadora y haga exigencias a sus empleadores para que cumplan con las disposiciones del Código de Trabajo, puesto que todavía existe ignorancia, prepotencia y resistencia al cumplimiento de las normas previstas en las leyes laborales, pues lo que se busca es el respeto a la libertad de asociación para que en especial, los trabajadores puedan ejercitar libremente este derecho ciudadano en aras de la defensa de sus intereses de clase.    
Es de sumo interés que los trabajadores conozcan  que la introducción del fuero sindical en nuestro código sirve como mecanismo de defensa  a sus derechos para que no sean lesionados con trabas o atropellos y vean caracterizado en él la defensa de sus intereses colectivos. Es  importante  señalar  a  los  sindicalistas que deben desarrollar conciencia y entender que la creación del fuero sindical, fue con la finalidad de protegerlos contra los abusos de los empleadores y no para enriquecerse con él.              
Y finalmente inducimos a las autoridades competentes a que al momento de evaluar los resultados de las actuales disposiciones del Código en lo que se refiere al establecimiento de la forma en que se distribuirá el fuero entre los trabajadores de los diferentes sindicatos, revisen y amplíen, ya que dicho texto resulta vago, pudiendo tener resultados adversos a los fines o propósitos del fuero; que dicha revisión sea para perfeccionar progresivamente nuestra legislación hasta hacerla lo más hermética posible frente a los actos de discriminación antisindical.
La legislación sobre el fuero sindical es de vital importancia para los trabajadores, ya que constituye un gran aporte porque  en ella  están contenidas una serie de fenómenos que le garantizan estabilidad en el empleo, antes de la incorporación de esta ley estaban desprotegidos y eran despedidos y desahuciados sin ningún tipo de contemplación a sus derechos.
En las legislaciones latinoamericanas la existencia de estas disposiciones no protegían efectivamente los derechos sindicales en especial aquellos protegidos hoy en día por el fuero sindical; situación que implicaba una violación a los derechos sindicales y en especial al convenio de la O.I.T. que censura los actos de discriminación antisindical.
IV.         ANTECEDENTES DEL TEMA
La palabra fuero viene de la voz latina fórum, que significa foro o tribunal, fórum procede de fondo que es el nombre que recibia el lugar donde se escenificaban los juicios; donde el pueblo ejecutaba sus derechos y se pronunciaban los órganos públicos. La palabra fuero tiene diferentes significados jurídicos entre ellos este juicio, jurisdicción, uso, costumbre, ley y compilación.
Una parte de la doctrina se ha expresado contra la expresión fuero sindical, pues el vocablo fuero generalmente es sinónimo de jurisdicción. En el derecho publico el nombre fuero sirve para designar el conjunto de inmunidades y privilegios que se acuerdan a los miembros o auxiliares de ciertos poderes del Estado, con el objetivo de que puedan realizar su función.
Esto obligo al legislador a uscar una nueva figura jurídica, que realmente garantizara el libre ejercicio de la libertad sindical y es asi como surge el fuero sindical.
La revolución industrial producida por la introducción de la maquina en la producción, lo que fue un terrible trastorno para los artesanos arrancados de su antigua estructura social y una masa anónima, sin jerarquía, ni valoración profesional, y con condisiones de trabajo que habían empeorado enormemente: largos horarios, falta de higiene, salarios tan bajos que obligaba a mandar a las fabricas a sus mujeres y niños.
Es asi como, desde un principio, el movimiento sindical, surgiendo espontáneamente del seno de la masa obrera, se caracterizo por sus metas definidas, derechos de asociación como arma de defensa, mejoramiento del nivel de vida y de las condiciones de trabajo, jerarquía y dignidad social y por una acción incansable para conseguir estas mejoras hasta recurrir a la violencia cuando era necesario. La revolución industrial se inicio en Inglaterra se extendió luego a Francia, Alemania, Estados Unidos, y en ese orden se lograron las primeras conquistas sociales obreras.
En 1824, el Combination Act, fue abolido para permitir la asociación organizada en 1832 por el Reform Act, en Francia las violentas huelgas de obreros los cuales tienen que refugiarse en sociedades secretas. En Alemania la reforma de 1848 logra libertades.
En los países poco desarrollados se puede comprobar que, salvo contadas exepciones, la legislación obrera no fue consecuencia de luchas sindicales para conseguirlas, sino que fue dictada por partidos políticos progresistas que se inspiraron en los modelos europeos. En América Latina conviene señalar valiosas iniciativas como la conferencia de 1945 (Declaración de Chapultepec) 1948-1951, que configuran los fundamentos interamericanos del derecho sindical, derecho de libre asociación de negociación colectiva, etc.
Del plano nacional los movimientos obreros pasaron al plano internacional, mediante varias federaciones en la actualidad, existen la confederación internacional los sindicatos cristianos de inspiración católica y la federación mundial que reúne la federación comunista. Cabe señalar aquí la Organización Internacional del Trabajo (OIT) creada por el tratado de Versalles, que persiguen la finalidad de comparación de las legislaciones del trabajo además de varias tareas de documentación y organización.
 En una recopilación de decisiones y principios del Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la O.I.T., publicado por la Organización Internacional de Trabajo en Ginebra, Suiza están contenidas las denuncias de once (11) casos sometidos por ante el Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la Organización Internacional de Trabajo en 1971. Se establecía en esas decisiones que algunos trabajadores eran despedidos debido a sus actividades sindicales, debiendo el empleador exclusiva y únicamente pagar las indemnizaciones previstas para los casos de despidos injustificados.
En esta recopilación de decisiones y principios sobre la Libertad sindical aludida, siete (7) de las once (11) denuncias encontradas han sido de casos verificados en la República Dominicana, lo que revela hasta que punto era en nuestro país sumamente necesaria la instauración del fuero sindical a fin de evitar en la mayor medida posible estos abusos.

V.          DEFINICION
El  Fuero  Sindical  es  una  figura  jurídica que interviene entre los trabajadores y empleadores para que de esta forma los trabajadores que se organizan socialmente vean garantizada la defensa de sus intereses colectivos y la autonomía del ejercicio de las funciones sindicales.
Es el conjunto de normas tendiente  a  garantizar  la  estabilidad  en  el empleo  del   trabajador  o   dirigente, con  el objeto  de  asegurarle  el  ejercicio normal de sus actividades sindicales.         
De lo anterior expuesto se desprende que el fuero sindical en nuestro derecho solo protege a los dirigentes sindicales, dejando al desamparo a los demás miembros del sindicato; por lo que dicho texto es incompleto e imperfecto, ya que solo toma en cuenta a la clase dirigencial.
Por lo que en su sentido justo y equilibrado puede definirse como la garantía legal creada para proteger a los trabajadores sindicalizados de los efectos del desahucio.
La  más acertada de las doctrinas, define el fuero sindical partiendo de dos (2) puntos de vista:
El   punto   de   vista   restringido   lo   define   como   la  garantía  de estabilidad laboral otorgada por la ley o por convenio a determinados trabajadores en atención a los cargos de dirigentes o de representación sindical que desempeñan para no ser despedidos ni trasladados, ni modificadas sus condiciones de trabajo sin justa causa debidamente calificada por autoridad competente y para ser reincorporadas en sus empleos una vez que cesaron en las funciones de dirigentes.
En  lo  que  atañen  al  sujeto  protegido,  pues  solo ampara a los dirigentes sindicales, no a los demás trabajadores.
Desde el punto de vista más amplio la doctrina entiende o lo define como la garantía especial que la ley otorga a los trabajadores sindicalizados, que consiste en la prohibición impuesta al patrón de despedirlo o alterarle las condiciones del contrato de trabajo con motivo de su actividad sindical, bajo el entendido de que la protección especial sólo deriva de la ley, sino que puede ser otorgada por convención colectiva y que hay que fundamentar la concisión   de  privilegio  en  razón  a la  actividad  sindical  de  tal manera que la protección que otorga en relación directa a la necesidad de dar plenas garantías a la actividad que ciertos trabajadores deben realizar.
El   artículo   389  del  Código  de  Trabajo lo define como una forma de estabilidad que se consagra para garantizar la defensa del interés colectivo y la autonomía en el ejercicio de las funciones sindicales.
También tienen razón los autores que se oponen a la denominación porque no sólo el vocablo ha terminado de imponerse en la doctrina y en las legislaciones positivas de América Latina, sino que además la acepción del Derecho Público, dice que el fuero sindical concede a determinados trabajadores permitirles que puedan llevar a cabo sus actividades sindicales.
VI.         REQUISITOS PARA GOZAR DEL FUERO SINDICAL
Para gozar del fuero sindical, es decir de ese amparo del que habla la ley se necesitan las siguientes condiciones:
Ser un trabajador subordinado de una empresa
Formar parte de una organización sindical
Ser elegido miembro de la junta directiva de esa organización sindical
Ser elegido miembro de la comisión de reclamos de ese sindicato.











VII.       OBJETO GENERAL
El objeto general del fuero sindical es  la consagración del  resultado de un traumático y complejo proceso, de una larga lucha en contra de las violaciones al derecho de sindicalización.
En   principio  se   dirigió   este   esfuerzo  para  establecer normas de derecho que protegieran el derecho a la sindicalización en predominio de dictaduras militares, pero debido a la precariedad de nuestras instituciones en América Latina el sindicalismo se desarrolló pobremente en nuestros continentes, pudiendo observarse normas constitucionales y legales que protegían al derecho de asociación y organización sindicales, como insuficientes.
Con  el  incremento  de  las  crisis  económicas  e  institucionales en nuestros países manifestados en la marginalidad y desempleos crecientes haciendo precario el empleo y convirtiendo los altos porcentajes de cesantes en factor de presión, represión y miedo resultaba más crudo el ejercicio de derechos que consagraran la protección a actividades sindicales realizadas con apego a la ley.
En la República Dominicana debido a las peculiaridades de nuestro proceso laboral, de nuestros tribunales y de los procedimientos administrativos de trabajo, el ejercicio de un derecho paradójicamente se convierte en una virtual negación al mismo, sin dejar de un lado la precariedad del empleo por la profunda crisis económica, las debilidades y los vicios de nuestro movimiento sindical, lo que constituye una pérdida de peso específico de movimientos sindicales en nuestro país y en consecuencia una escasa y débil capacidad del mismo para hacer valer sus derechos.
Su objeto como organización es la protección de los trabajadores sindicados del desahucio o del despido, también puede exigir el pago de los salarios vencidos de los trabajadores.





VIII.     OBJETIVO ESPECIFICO
El fuero  sindical  tiene  por finalidad proteger al dirigente sindical contra prácticas desleales o antisindicales, o violaciones a la libertad sindical.  Se otorga para la protección y defensa del interés colectivo y para garantizar la autonomía en el ejercicio de la libertad sindical, según lo establece el código de trabajo.
El  fuero  sindical  está dirigido a obstaculizar y sancionar la discriminación antisindical en sus diversas manifestaciones, su finalidad es asegurar y librar de escollo el normal ejercicio de la libertad sindical y el derecho de sindicación de los trabajadores, manteniéndolos al abrigo de actos de discriminación sindical.
Los  Trabajadores   se  organizan  en  sindicatos  con  los  fines específicos de obtener beneficios económicos.
El sindicato tiene por objeto el estudio, defensa, desarrollo y protección de los intereses profesionales o generales de los trabajadores y de la producción, según se trate de sindicatos de trabajadores o de patronos y el mejoramiento social, económico y moral y la defensa de los derechos individuales de sus asociados.
El fuero  sindical  tiene  por finalidad proteger al dirigente sindical contra prácticas desleales o antisindicales, o violaciones a la libertad sindical.  Se otorga para la protección y defensa del interés colectivo y para garantizar la autonomía en el ejercicio de la libertad sindical, según lo establece el código de trabajo.
El  fuero  sindical  está dirigido a obstaculizar y sancionar la discriminación antisindical en sus diversas manifestaciones, su finalidad es asegurar y librar de escollo el normal ejercicio de la libertad sindical y el derecho de sindicación de los trabajadores, manteniéndolos al abrigo de actos de discriminación sindical.






IX.         HIPOTESIS
El   Fuero  Sindical no es mas que   es  una  figura  jurídica  revestida de gran importancia, ya que establece una específica y concreta protección a derechos que hasta entonces no eran más que enunciados que adornaban la legislación vigente.
Por ejemplo esta organización ofrece  otra  medida  dirigida  a  fortalecer  la  libertad  y  el  derecho sindical en general, consistente en la introducción en la nueva legislación y en la formalidad de amparar al trabajador protegido por dicho fuero.
La legislación sobre el fuero sindical es de vital importancia para los trabajadores, ya que constituye un gran aporte porque  en ella  están contenidas una serie de fenómenos que le garantizan estabilidad en el empleo, antes de la incorporación de esta ley estaban desprotegidos y eran despedidos y desahuciados sin ningún tipo de contemplación a sus derechos.
La  competencia y el procedimiento en cuanto al despido de un trabajador protegido por el fuero sindical le corresponde a la Corte de Trabajo y en la jurisdicciones donde no exista la competencia será para la Corte de Apelación, en materia de trabajo.
El despido de un trabajador protegido por el   Fuero   Sindical   debe   ser   sometido        previamente a la  Corte de Trabajo, con la finalidad   de    que    esta    determine   si                       obedece   o   no  a  su  gestión,  función o actividad sindical.
De lo anterior se colige que el empleador que quiera despedir a un trabajador protegido por el Fuero Sindical en razón de que ha incurrido en una de las faltas que justifican el despido debe solicitar la aprobación de la Corte de Trabajo, a fin de que ella determine si realmente el despido que se va a ejercer obedece o no a la actividad sindical del trabajador.
En  el  caso  de  que  el  empleador despida al trabajador protegido sin haber obtenido la autorización de la Corte de Trabajo el despido es nulo y no pondrá fin al contrato de trabajo, por consiguiente, como el contrato de trabajo continúa vigente, el trabajador seguirá gozando de todos sus derechos y deberá seguir percibiendo sus salarios.
Si la Corte considera que las razones alegadas por el patrono que solicita la autorización para ejercer el despido, no son graves o son inexistentes, el deberá abstenerse de despedir al trabajador.  Si pese a ello o sin solicitar la autorización de la Corte de Trabajo, el empleador despide o ejerce el desahucio en contra de un trabajador protegido por el Fuero Sindical, el despido será nulo y el desahucio no producirá efectos jurídicos.
El presidente de la Corte no tiene potestad legal para decidir la cuestión, ni siquiera en referimiento; la Corte estará debidamente constituida por tres (3) jueces togados y dos (2) vocales clasistas para conocer el asunto.
Es  importante  señalar  que  en la práctica las instancias elevadas ante la Corte solicitando autorización para despedir trabajadores protegidos por el fuero sindical, se están conociendo y decidiendo sin la presencia de los dos vocales que componen la Corte de Trabajo.
La  Corte  quedará  apoderada  por  instancia depositada por el empleador interesado, en la misma indicará el nombre y el domicilio  del  solicitante,  el nombre y las funciones sindicales del trabajador concernido, los hechos que se le imputan y las razones en que basa su petición.  Después de depositada dicha instancia en la Secretaría de la Corte, su presidente fijará de inmediato la fecha de la audiencia, la cual se celebrará en un término no mayor de cinco (5) días laborables a partir de la fecha del depósito de la solicitud.
En un plazo de un (1) día franco entre la fecha de la citación y de la audiencia se notificará el acto de citación, encabezado con copia de la instancia, a requerimiento del empleador por acto de alguacil comisionado por el presidente del tribunal.
La  Corte  reunida  en  Cámara de Consejo, el día de la audiencia, oirá los alegatos del trabajador y el empleador y luego dictará su resolución con la cual autorizará o negará el despido.  Si se presenta alguna sección o incidente durante el conocimiento de la solicitud del despido, debe ser fallado con la decisión de que acepta o niega  el despido (Art. 85 Reglamento) y resoluciones del Código de Trabajo.        
Con  este  procedimiento  rápido  se  procuran  evitar  las dilaciones y  prohibir al juez reservar su decisión, puesto que la finalidad es esclarecer y preservar la armonía entre los interlocutores sociales.
 Aunque se puede apreciar algunos casos en los cuales se ha acogido la solicitud de autorización para el despido, sin ser el trabajador  escuchado;  lo que constituye una violación al inciso  j) del artículo 8 de la Constitución el cual consagra que nadie podrá ser juzgado sin ser oído o debidamente citado, ni sin observancia de los procedimientos que establezca la ley para asegurar un juicio imparcial y el ejercicio del derecho de despedirlo.         
En  lo  que  se  refiere  a los recursos como el auto es dictado en instancia única no podrá ser susceptible ni de oposición ni de apelación ni tampoco de casación, puesto que esta no es una sentencia sino una simple resolución administrativa, que no tiene autoridad de cosa juzgada, por haber sido dictada en Cámara de Consejo.



















X.          METODOLOGIA A EMPLEAR
Vamos a tratar el tema de los Fueros Sindicales, debemos decir que el método a utilizar en este trabajo, es el siguiente, vamos a indagar en los libros sobre el tema y sacaremos los mejores conceptos, para que asi la realización sea de buena precisión en materia de explicación.
Explicaremos de donde se inicia los fueros sindicales en la sección de antecedentes del tema, las razones por las cuales existen, de donde se inicio este fenómeno laboral el cual es de vital importancia para los estudiantes, daremos razones sobre la importancia de este tema en la sociedad, asi como para el Estado.
Trataremos de satisfacer las necesidades de conocimiento con relación a los fueros sindicales, con la realización por parte de nosotros como estudiantes, las conceptualizaciones asi como las explicaciones son extraídas de las doctrinas en la materia, las cuales establecen que estos mantienen la seguridad laboral, el interés colectivo y la garantía de la defensa de los trabajadores.
Citaremos algunos artículos del código de Trabajo de laRepublica Dominicana en los cuales hace mención de esta figura en el ordenamiento jurídico laboral. Utilizaremos la doctrina nacional en la materia, haremos hipótesis y daremos una explicación, analizremos el tema.
Daremos una razón sobre el objeto general asi como el particular sobre los fueros sindicales, y concluiremos para asi terminar esta investigación sobre la Responsabilididad de los Fueros Sindicales de manera satisfactoria.






XI.         INTEPRETACION DEL TEMA
El  fuero sindical  es una garantía legal que protege a los sindicatos de los efectos del desahucio.  Es un figura jurídica incluída en el nuevo código de trabajo como una garantía legal tendiente a proteger los sindicatos ya existentes y a estimular la formación de nuevos sindicatos. El fuero sindical viene contenido en el libro VI título X artículos 389 y siguientes del nuevo Código de Trabajo con el fin de neutralizar los efectos del desahucio y garantizar realmente la libertad sindical.
En este sentido las leyes laborales vigentes en nuestro país impiden a las empresas o empleadores desahuciar a los dirigentes sindicales por ejercer el derecho de asociarse. Es imposible intentar constituir un sindicato en una empresa sin que se incurra en el peligro de que sean cancelados todos los involucrados en la conformación del mismo.
El fuero sindical es una garantía que preserva el empleo al dirigente sindical durante el tiempo en que desempeña sus funciones,  pero no lo libera de sus responsabilidades legales ni contractuales.  Por tanto, si incurre en faltas graves, puede ser despedido.
Para  evitar  toda práctica antisindical en tal sentido e inspirándose en el procedimiento para el despido de la mujer embarazada,  el artículo 391 del Código de Trabajo, establece un procedimiento previo al despido de todo dirigente sindical, a manera de un habeas corpus sindical, mediante el cual la corte de trabajo debe decidir en un plazo de cinco (5) días y antes del despido, si este obedece a una práctica antisindical o hay indicios de que el trabajador ha incurrido en faltas graves.
La decisión de la corte de trabajo no se impone a los jueces de los hechos ni implica una inmunidad para el dirigente sindical ni libera al empleador de responsabilidad.  Posteriormente, los jueces de trabajo y hasta la propia corte pueden decidir lo contrario.
El   artículo  333  del  código  de  Trabjo,  establece  la prohibición de las prácticas desleales o contrarias a la ética profesional del trabajo, la prohibición o nulidad del desahucio contra el dirigente sindical y las sanciones penales en caso de violación de estos textos, se completan  con el fuero sindical que tiende a la estabilidad del empleo del dirigente sindical, de modo que no pueda ser despido o desahuciado por el hecho de sus actividades sindicales.
XII.       CONCLUCION
Después de haber realizado y estudiado a fondo nuestra investigación, vemos como son ignoradas y al mismo tiempo mofadas las legislaciones consagradas al fuero sindical en nuestra sociedad, además la forma en que todavía intentan los empleadores coaccionar a los trabajadores para que no realicen sindicatos.
Es importante que se haya establecido en nuestro país la institución del fuero  porque esta constituye una garantía de permanencia en el empleo al dirigente sindical, salvo que él incurra en faltas graves en el cumplimiento de sus labores, las cuales tendrían que ser debidamente demostradas en los tribunales.
Nuestro objetivo ha sido logrado, ya que pudimos constatar que el fuero sindical en nuestro país existe, pero que tiene un escaso margen de aplicación porque los casos de despido a dirigentes sindicales son ventilados únicamente vía empleador-trabajador, arribando estos a transacciones convenientes para ambos sin la necesidad de litigar ante los tribunales.     
Las   hipótesis   planteadas   fueron  investigadas dando luz sobre el trabajo demostrándonos que los sindicalistas se valen del fuero sindical, muchas veces perjudicando sus compañeros de labores para obtener beneficios económicos.
En cuanto a la metodología empleada, utilizamos  el análisis de documentos, textos, leyes internas de nuestro país, así como también sondeos a través de entrevistas.
La  investigación  realizada fue de suma importancia para nosotros, porque pudimos ampliar nuestros conocimientos y nos sirvió para obtener una concepción más amplia y clara del tema tratado.
Exhortamos a que se sigan realizando investigaciones sobre esta institución jurídica, para que cada día estemos más capacitados a dar solución a los problemas que aquejan nuestra sociedad.





XIII.     BIBLIOGRAFIA.

·        Reglamento y Resoluciones del Código de Trabajo
·        Alburquerque,  Rafael  F., Derecho del Trabajo.  Tomo I
·        Alburquerque , Rafael F.,   Guía   de  los  Derechos  de  los  Trabajadores.
·        Hernández   Rueda,   Lupo,   Manual  de  Derecho  del  Trabajo.  Tomo II










SIGUENOS EN TWITTER @Derechoexperto

FAN PAGE FACEBOOK