INMUNIDADES LEGALES; GENERALIDADES SOBRE EL DERECHO DE INMUNIDAD DIPLOMATICA; INMUNIDAD PARLAMENTARIA


TEMAS
INMUNIDADES LEGALES; GENERALIDADES SOBRE EL DERECHO DE INMUNIDAD DIPLOMATICA; Inmunidad Parlamentaria; Se les aplica Inmunidad Diplomática a los Hijos (as) Solteros mayores de edad que viven bajo el mismo techo que sus padres?

CONTENIDO

INTRODUCCION
Inmunidad legal
GENERALIDADES SOBRE EL DERECHO DE INMUNIDAD DIPLOMATICA
A.- ORIGEN DE LAS INMUNIDADES.
B.- CONCEPTO DE INMUNIDAD Y DERECHO DE INMUNIDAD
C.- FUNDAMENTOS DEL DERECHO DE INMUNIDAD DIPLOMATICA
D.- ALCANCE DEL DERECHO DE INMUNIDAD
E.- DURACION DEL DERECHO DE INMUNIDAD
F.- POSIBILIDAD DE RENUNCIA DEL DERECHO DE INMUNIDAD
G.- DISTINCION ENTRE INMUNIDAD Y PRIVILEGIOS
Inmunidad Parlamentaria
ORIGEN DEL FUERO PARLAMENTARIO
Se les aplica Inmunidad Diplomática a los Hijos (as) Solteros mayores de edad que viven bajo el mismo techo que sus padres?
CONCLUCION
BIBLIOGRAFIA









INTRODUCCION

Inmunidad es la cualidad de estar exento de ciertas penas, cargos o gravámenes. Esta palabra viene del latín munus, la cual en derecho significa don o presente hecho por causa, cargo o deber y al oficio o función pública. Los romanos llamaban a sus oficios o funciones públicas munera, porque originariamente eran la recompensa de aquellos que habían hecho servicios importantes a favor de la patria. Después, con el tiempo muchos oficios fueron considerados onerosos, tales como los de los decuriones de las ciudades; y entonces se tuvieron como cargos públicos, munera cuasi onera. Aquellos que tenían algún título o excusa para eximirse de ellos eran inmunes, seu liberi a muneribus publicis. Así es que de munus, tomado por cargo, función o deber oneroso, se hizo inmunidad que significa excepción de algún cargo o deber y el término inmunitas se usa en derecho para expresar esta excepción.

Los romanos solían conceder a muchas ciudades el derecho de inmunidad, es decir, que las relevaban de pagar ciertos impuestos y las que disfrutaban de este privilegio lo indicaban en sus medallas por medio de un caballo que pace libremente.

Se daba también en Roma el nombre de inmunes a seis de los primeros cohermanos o cofrades del gran Colegio del dios Silvano, los cuales tenían el derecho de sacrificar en las grandes asambleas.





1      Inmunidad legal

La inmunidad legal es un tipo de protección legal que se ofrezca a ciertas circunstancias de la gente particularmente. Esencialmente, alguien con inmunidad legal no puede ser procesada. El ejemplo más bien conocido de la inmunidad legal es probablemente la inmunidad fiscal, que se ofrece a veces a un testigo a cambio de su testimonio en un caso. A cambio de la declaración, el procesamiento acuerda no perseguir el testigo para los crímenes que él o ella discute en el testimonio. Este tipo de inmunidad legal es de uso frecuente en casos de la conspiración donde están dispuestos los querellantes a dejar a criminales de menor importancia ir si significa que pueden derribar a cabecillas.

Hay diversos tipos numerosos de inmunidad legal, que ofrecen diversos tipos de protecciones. En el caso de inmunidad fiscal, por ejemplo, un querellante puede elegir ofrecer la inmunidad combinada o utilizar inmunidad. En la inmunidad combinada, también conocida como inmunidad transaccional, el querellante acuerda no perseguir ninguna clase de cargas legales contra el testigo para los últimos crímenes. La inmunidad funcionando, un querellante no puede utilizar el testimonio de un testigo para construir una caja contra él, pero se permite al querellante procesar el testigo para los últimos crímenes.

En muchos países, ofrecen los jueces una forma de inmunidad legal que se conozca como inmunidad judicial. Reconociendo que es importante que los jueces sean justo e imparcial, las naciones no permiten ciertos tipos de casos legales en contra de jueces y de funcionarios judiciales de modo que esta gente pueda conducir sus trabajos sin miedo de la demanda legal vengativa. Puesto que un juez puede tomar las decisiones que podrían afectar negativamente a alguien vida, este tipo de inmunidad legal puede ser muy importante. Las inmunidades legales similares también se ofrecen a veces a los miembros del parlamento o de la legislatura.

Los diplomatas y los sovereigns también tienen un tipo especial de inmunidad legal. En el caso de diplomatas, los gobiernos reconocen que la diplomacia es extremadamente importante, y que los diplomatas pudieron tener miedo de servir si podrían ser procesados en sus países de acogida. De conformidad con inmunidad diplomática, los diplomatas pueden ser expelidos, pero no pueden ser llevados generalmente a juicio para las acciones referentes a sus papeles como diplomatas. Si un diplomata confía un crimen tal como asesinato, sin embargo, se renuncia la inmunidad diplomática. Asumen a los Sovereigns para estar sobre la ley en muchas naciones, y por lo tanto les conceden inmunidad legal.

Es importante recordar que la inmunidad legal viene en una variedad de sabores. Exoneran a los testigos que se conceden inmunidad legal, por ejemplo, la responsabilidad por últimos crímenes, pero de ellos pueden todavía ser llevados a juicio en el futuro para los crímenes que no divulgaron, o para los crímenes confiados después del ensayo. La inmunidad legal para la gente como diplomatas y sovereigns también no cubre crímenes importantes, y los legisladores y los jueces todavía están conforme a la ley fuera de la legislatura y de la sala de tribunal.
2  
         GENERALIDADES SOBRE EL DERECHO DE INMUNIDAD DIPLOMATICA
A.- ORIGEN DE LAS INMUNIDADES.
El origen de la inmunidad diplomática, coincide con el momento en que aparecieron los primeros enviados. A estos enviados se les consideraba como sagrados.
El Derecho Romano es el primero en dar caracteres definidos a la inmunidad en los enviados diplomáticos. Lo cual lo reglamentaba en la ley 17 del Digesto. Una violación u ofensa a los legados era causa de guerra.
El respeto a los privilegios y a la persona del diplomático se observa en el periodo medieval sobre todo en los siglos XII y XVI con el renacimiento del Derecho Romano. Durante esta misma época, el Reino de Castilla regulo en las Siete Partidas, en la Ley IX; Titulo XXV, sobre los privilegios de los enviados extranjeros. Aunque corta, esta regulación decía que cualquier enviado, fuese Cristiano o Moro o Judío, debía estar seguro y salvo por todo el señorío. Nadie debía de hacerles el mal ni a el ni a sus cosas, ni llevarlo a juicio por sus deudas.
En 1625 Grocio escribió en su libro “Del Derecho de Guerra y de Paz” que existen dos puntos en relación a los embajadores que en todas partes son reconocidos como prescriptos por el derecho de las naciones; primero, el derecho a ser recibido por el soberano del país a donde fuere enviado, y después la inmunidad de su persona, sequito y de sus bienes. Estos derechos no se derivan del derecho natural, sino que dependen de la voluntad de las distintas naciones; en otras palabras, de las costumbres de cada país. Por lo tanto el mayor o menos grado de inmunidad del embajador, depende de las costumbres del país ante el cual esta acreditado. En todo caso, la persona del embajador no debe ser afectada por la norma según la cual todos los extranjeros están sometidos a las leyes del país en que se encuentran.
B.- CONCEPTO DE INMUNIDAD Y DERECHO DE INMUNIDAD
La inmunidad consiste en el conjunto de prerrogativas, privilegios, exenciones, franquicias e inmunidades que le son concedidas a los órganos diplomáticos para que puedan realizar su función eficazmente.
El vocablo inmunidad deriva de la voz latina inmunitas, inmunitatis y significa “calidad de inmune”. A su vez inmune procede de la palabra latina inmünis, que significa “libre, exento de ciertos oficios, cargos, gravámenes o penas”.
Podemos definir la inmunidad como el estado que guardan las personas que gozan de privilegios, con relación al Estado en que se encuentran. Este privilegio es llamado inmunidad diplomática ya que hace referencia a los que se les concede, a los que poseen las inmunidades, es decir, los órganos diplomáticos de los Estados.
Uniendo estos dos conceptos encontramos acertada la definición de Rafael de Pina sobre inmunidad diplomática, la cual dice que es:
“El conjunto de las prerrogativas reconocidas a los agentes diplomáticos (y en general a todos los órganos diplomáticos de los Estados), con fundamento en la costumbre internacional (y en las convenciones internacionales). Que se refieren a su inviolabilidad personal, a la independencia necesaria para el desempeño del cargo y a la cortesía con que deben ser tratados en sus contactos con las autoridades oficiales del país en que ejercen sus funciones.” 1
Ahora bien, todos estos privilegios e inmunidades han sido regulados por preceptos jurídicos, es decir, por la costumbre y usos, tratados, convenciones o acuerdos internacionales. A este grupo de preceptos jurídicos que regulan esta materia es a lo que se le llama Derecho de Inmunidad Diplomática.
Jaime Paz y Puente nos da un concepto muy completo sobre el Derecho de Inmunidad Diplomática:
“Es la subrama del Derecho Internacional, y mas específicamente, la rama del Derecho diplomático integrada por un conjunto de normas internacionales tanto convencionales como consuetudinarias, que establecen y regulan la serie de privilegios, inmunidades, exenciones, y facilidades que se conceden a los órganos diplomáticos de los sujetos de Derecho Internacional y a sus integrantes, para el eficaz, libre, independiente y seguro desempeño de sus funciones.”
En nuestra opinión esta definición abarca todos los aspectos que hemos analizado anteriormente y aun mas nos da la ubicación del Derecho de Inmunidad Diplomática. Como podemos ver, este derecho se encuentra dentro de la rama del Derecho Internacional Publico y en la subrama del Derecho Diplomático. 
C.- FUNDAMENTOS DEL DERECHO DE INMUNIDAD DIPLOMATICA
1.- Teoría de la Extraterritorialidad.
En cuanto al fundamento de las inmunidades, existen diversas teorías. La primera y mas antigua es la expuesta por Grocio y que entonces se llamo extraterritorialidad. Esa teoría considera por una ficción que el agente diplomático nunca abandona su Estado, la embajada se consideraba como territorio del país que representa, aunque físicamente se encontrara en otro Estado
2.- Teoría de la soberanía o de la representatividad.
Otra de las teorías en las que se fundamentaba la inmunidad es la teoría de la soberanía. deacuerdo con esta teoría al embajador se le consideraba como el representante personal del soberano extranjero; someterlo a juicio o detenerlo se consideraba igual que el arresto del soberano mismo. Esta teoría se le llamo también la “representativa” durante la Edad Media, y el Congreso de Viena de 1815 deja reflejada esta teoría en sus regulaciones.
Esta teoría fue abandonada debido al surgimiento de las ideas liberales democráticas. Se dejo a un lado cuando surgió la teoría de que la soberanía pertenece a toda la población y no a una sola persona, por lo tanto si al primer mandatario no le pertenece, no puede el transmitirla a sus enviados.
3.- Teoría del funcionalismo.
Esta teoría es mas sencilla y racional, consiste en el supuesto de que la misión diplomática debe estar libre de interferencias por parte de las autoridades locales, para así poder cumplir con sus funciones efectivamente.
Esta teoría del funcionalismo se ve reflejada en el Preámbulo de la Convención de Viena de 1961, pues esta dice que “…tales inmunidades y privilegios se conceden, no en beneficio de las personas, sino con el fin de garantizar el desempeño eficaz de las funciones de las misiones diplomáticas…”
Es importante comprender el verdadero contexto de la palabra inmunidad. la inmunidad excluye al diplomático del ejercicio de jurisdicción del Estado en que se encuentra, mas sin embargo, no de la jurisdicción misma. los diplomáticos no se encuentran por encima del derecho vigente del Estado receptor, deben obedecer las leyes del Estado en que se encuentran, pero en el caso de que las violen no pueden ejercer su poder coercitivo.
D.- ALCANCE DEL DERECHO DE INMUNIDAD
La convención de Viena de 1961 hace mención en primer lugar al agente diplomático, como inviolable en su persona, inmune de jurisdicción civil y penal y administrativa etc. Por agente diplomático debemos de entender al jefe de la misión o un miembro del personal diplomático de la misión, por miembro del personal diplomático se entiende a los miembros del personal de la misión que posean la calidad de diplomático.
Los miembros del personal administrativo y técnico de la misión y sus familias “que formen parte de sus respectivas casas”, gozan también de inmunidades siempre que no sean nacionales del estado receptor o tengan en el su residencia permanente.
El personal administrativo y técnico de la misión y sus familias gozan de las mismas inmunidades que los agentes diplomáticos, excepto por la exención de la inspección del equipaje personal, y en cuento a la inmunidad de jurisdicción civil y administrativa, la cual no se extiende a actos realizados fuera del desempeño de sus funciones.
El personal de servicio de la misión, es decir los empleados en el servicio domestico de la misión, gozan de inmunidades por los actos realizados en el desempeño de sus funciones, de exención de impuestos y gravámenes sobre los salarios que perciben por sus servicios y de las disposiciones de seguridad social. Esto es siempre y cuando no sean nacionales del Estado receptor ni tengan en el su residencia permanente.
Por ultimo, la inmunidad se extiende en cierto grado a los criados particulares de las miembros de la misión, entendiendo por criado particular a toda persona al servicio domestico del jefe de misión, miembros del personal diplomático y del personal administrativo y técnico. El privilegio se limita a estar exento de los impuestos y gravámenes sobre el salario percibido por su servicio, siempre y cuando no sean nacionales del Estado receptor o tengan en el su residencia permanente. En cuanto a las demás inmunidades, solo gozaran de ellas si el Estado receptor se las confiere.
Los demás agentes diplomáticos que tengan la nacionalidad del Estado receptor o tengan en el su residencia permanente, solo gozaran de inmunidad de jurisdicción e inviolabilidad por los actos oficiales realizados en el desempeño de sus funciones.
Sin embargo el Estado receptor puede conceder otros privilegios e inmunidades.
E.- DURACION DEL DERECHO DE INMUNIDAD
Por duración del derecho de inmunidad se refiere al momento en que comienzan los derechos de inmunidad hasta el momento en que se extinguen.
Deacuerdo con el articulo 39 de la Convención de Viena, toda persona que tenga derecho a privilegios e inmunidades gozara de ellos desde que penetre en el territorio del Estado receptor para tomar posesión de su cargo. Si la persona ya se encuentra en el territorio, desde que su nombramiento haya sido comunicado al Ministerio de Relaciones Exteriores o al Ministerio que se haya convenido.
Los privilegios cesan cuando terminan las funciones de una persona que tiene derecho a ellos y esa persona sale del país o cuando expire un plazo razonable concedido para que esa persona salga del país. Sin embargo, la inmunidad no cesa respecto de los actos realizados por tal persona en el ejercicio de sus funciones como miembro de la misión.
Cuando fallece un miembro de la misión, los miembros de su familia continúan en el goce de los privilegios e inmunidades que les corresponden hasta que expira un plazo razonable en el que puedan abandonar el país.
Un caso poco común en relación a la duración de la inmunidad, fue el que trato un tribunal ingles. El caso Ghosh vs. D´Rozario (1962), consistió en una acción por difamación en contra de una persona que había sido funcionario subordinado del personal del Alto Comisionado de la India en Londres. Esta acción se estableció al regreso de este a Inglaterra como ciudadano privado, sin tener ya derecho a inmunidad según la Ley de inmunidades Diplomáticas (países de la Comunidad Británica y Republica de Irlanda) 1952, Sec. I (4). Sin embargo, la difamación que se le atribuía había sido expresada por el demandado mientras era funcionario de la Alta Comisión. Compareció condicionalmente y trato, sin éxito que se anulara la citación, fundándose en que tenia derecho a la inmunidad cuando ocurrió la difamación alegada. Mas tarde el demandado regreso a Inglaterra como Consejero Científico del Alto Comisionado de la India.
Entonces trato de obtener la suspensión del procedimiento basándose en su inmunidad en aquel momento, probada por el certificado expedido por la Oficina de Relaciones de la Comunidad. El demandante apelo la orden de la suspensión alegando que sufría un agravio causado al demandante, pero declaro sin lugar la apelación, basándose en que la persona que adquiere inmunidad después de haberse establecido un pleito civil en contra de ella - que aun se encuentre en tramite- tiene derecho a que la acción se suspenda, aunque hubiera actuado en el asunto antes de adquirir la inmunidad.
El motivo que llevo a la decisión de este caso en esa forma, fue el darse cuenta que “en gran parte carece de sentido continuar un procedimiento contra una persona que es inmune al control de la Corte durante este procedimiento completamente aparte de su inmunidad para cualquier ejecución subsecuente”.
Ahora bien, el verdadero problema es determinar lo que hubiese ocurrido en este caso si el demandado no hubiese adquirido nuevamente su inmunidad. Es decir, la pregunta es si se puede demandar a un individuo que ya no goza de inmunidad por actos cometidos durante sus funciones.
En una cita Franz Von Lizt dice que es imposible perseguir al embajador según las leyes y ante los Tribunales del Estado donde ha prestado sus servicios, después de haber sido destituido o de haber dimitido su cargo por acciones cometidas con anterioridad.
“Esta persecución significaría que el Embajador, durante el desempeño de su cargo, había estado sometido simultáneamente a las leyes y normas de ambos Estados. O es que, en el caso indicado ha de aplicar el juez del Estado en que ha prestado sus servicios, las leyes del Estado de origen?”.

F.- POSIBILIDAD DE RENUNCIA DEL DERECHO DE INMUNIDAD
Existe la posibilidad de renunciar al derecho deinmunidad, sin embargo es cuestionado quien tiene este derecho y la forma como debe hacerse tal renuncia. El articulo 32 de la multicitada Convención dice al respecto que el Estado acreditante puede renunciar a la inmunidad de jurisdicción de sus agentes diplomáticos y de todos los que gocen de inmunidades.
En cuanto a la forma de hacerse, esta debe ser expresa. La renuncia a la inmunidad de jurisdicción no debe entenderse que se extiende a la inmunidad en cuanto a la ejecución del fallo, pues para esta es necesaria una nueva renuncia.
La Convención solamente nos dice que es el Estado acreditante el facultado para hacer la renuncia pero no especifica quien es, dentro del Estado acreditante, el facultado para hacer tal renuncia, pues esto lógicamente debe regularlo el Derecho Interno de cada Estado. Así, en México, el articulo 14 Fracción III de la Ley Orgánica del Servicio Exterior Mexicano, faculta exclusivamente a la Secretaria de Relaciones Exteriores para hacerse tal renuncia.
G.- DISTINCION ENTRE INMUNIDAD Y PRIVILEGIOS
Anteriormente los privilegios tenían una base menos sólida que la inmunidad, hasta que fueran codificados por la Convención de Viena en 1961. Los privilegios están basados en la cortesía y la reciprocidad, no tienen su fundamento en la necesidad funcional. Ejemplo de privilegios son la exención de impuestos, derechos arancelarios y seguridad social. Es decir, que los privilegios no son necesarios para el cabal cumplimiento de la misión diplomática, son simplemente una cortesía fundada en la costumbre y la reciprocidad.
     Inmunidad Parlamentaria
Se denomina fuero parlamentario, en Derecho, a los privilegios o normas especiales que aplican a una o varias personas en el ámbito del Derecho penal por el hecho de pertenecer a un Parlamento democrático, como representantes de la soberanía popular. Estas personas, mientras se encuentran en su cargo, tienen privilegios propios, como la inviolabilidad o el sometimiento a tribunales específicos.
A.    ORIGEN DEL FUERO PARLAMENTARIO
El fuero parlamentario tiene su origen en la separación de poderes y la búsqueda de la independencia del poder legislativo con respecto al ejecutivo, sobre todo en el caso de las monarquías parlamentarias.
En un comienzo, no dejaba de ser habitual que cuando un parlamentario se oponía a los deseos del rey, éste buscase excusas para, utilizando el poder ejecutivo, acusarle de algún delito y buscase apartarle de la vida pública. Como forma de evitar estas injerencias, se establecieron medidas que impedían que pudiese ser encausado ningún parlamentario si previamente el propio Parlamento no daba su visto bueno y que, en el caso de ser encausado, estuviese sometido a algún orden jurisdiccional específico (normalmente el Tribunal de mayor jerarquía).
Los miembros de una y otra Cámara gozarán de la más completa inmunidad penal por las opiniones que expresen en las sesiones (art. 85, Constiucion de la Republica Dominicana). 
Ningún Senador o Diputado podrá ser privado de su libertad durante la legislatura, sin la autorización de la Cámara a que pertenezca, salvo el caso de que sea aprehendido en el momento de la comisión de un crimen. En todos los casos, el Senado o la Cámara de Diputados, o si éstos no están en sesión  o no constituyen quórum, cualquier miembro podrá exigir que sea puesto en libertad por el tiempo que dure la legislatura o una parte de ella, cualquiera de sus miembros que hubiere sido detenido, arrestado, preso o privado en cualquier otra forma de su libertad. A este  efecto se hará un requerimiento por el Presidente del Senado o el de la Cámara de Diputados, o por el Senador o Diputado, según el caso, al Procurador General de la República; y si fuese necesario, dará la orden de libertad directamente, para lo cual podrá  requerir y deberá serle prestado, por todo depositario de la fuerza pública, el apoyo de ésta (art. 86, Constitucion de la Republica Dominicana).

   Se les aplica Inmunidad Diplomática a los Hijos (as) Solteros mayores de edad que viven bajo el mismo techo que sus padres?

Hasta el presente, de los privilegios e inmunidades gozaban a plenitud los jefes de misiones diplomáticas, el personal diplomático de las misiones y los miembros de su familia que viven junto con ellos. Los miembros de la familias “que formen parte de sus respectivas casas”, gozan también de inmunidades siempre que no sean nacionales del Estado receptor o tengan en el su residencia permanente.

En algunas legislaciones las mujeres mayores de edad posen inmunidad diplomática. También gozan de la misma los mayores de edad que se comprueben que tienen alguna incapacidad mental o física. Sus familias gozan de las mismas inmunidades que los agentes diplomáticos, excepto por la exención de la inspección del equipaje personal, y en cuento a la inmunidad de jurisdicción civil y administrativa, la cual no se extiende a actos realizados fuera del desempeño de sus funciones.

El personal de servicio de la misión, es decir los empleados en el servicio domestico de la misión, gozan de inmunidades por los actos realizados en el desempeño de sus funciones, de exención de impuestos y gravámenes sobre los salarios que perciben por sus servicios y de las disposiciones de seguridad social. Esto es siempre y cuando no sean nacionales del Estado receptor ni tengan en el su residencia permanente.

Los demás agentes diplomáticos que tengan la nacionalidad del Estado receptor o tengan en el su residencia permanente, solo gozaran de inmunidad de jurisdicción e inviolabilidad por los actos oficiales realizados en el desempeño de sus funciones.
Sin embargo el Estado receptor puede conceder otros privilegios e inmunidades.
5 
    CONCLUCION

Inmunidad es una prerrogativa de los senadores y diputados, ministros y diplomaticos que los exime de ser detenidos, procesados o juzgados, sin orden del respectivo cuerpo legislador, salvo en determinados casos. Los privilegios, inmunidades y exenciones diplomáticos, no se conceden en beneficio de las personas, sino con el fin de garantizar el desempeño eficaz de las funciones de las misiones diplomáticas en calidad de representantes de los Estados conjuntamente con su familia.

Es cierto que los diplomáticos y su familia gozan de inmunidad de la jurisdicción penal, civil y administrativa del Estado receptor. Sin embargo, el Estado acreditante puede renunciar a esa inmunidad. Además, la inmunidad de jurisdicción de un diplomático en el Estado receptor no le exime de la jurisdicción del Estado acreditante. También nos queda claro que quedan envestidos de los privilegios de la inmunidad diplomática, aquellos que vivan bajo el mismo techo del diplomático, siempre que no tenga la nacionalidad del Estado receptor.

Del mismo modo en algunas legislaciones se le da inmunidad diplomática a las mujeres mayores de edad y a los que son denominados incapaces, ya sea de manera física o mental. Aunque existen exenciones e inmunidades para los agentes diplomáticos, eso no significa que el mismo puede exhibir una conducta de prepotencia, ni cualquier otra que pudiese indignar al Estado receptor y mucho menos avergonzar la imagen del país a quien representa.

La inmunidad tiene que ver con la carcasa de normas jurídicas que inunda al mundo moderno. En nuestro caso el ciudadano que vive en tiene la presión de todo otro marco regulatorio de sus haceres y de sus no deber hacer, etc. Y en nuestra relación con la función pública, lo mismo que a nivel mundial en otros países, la norma protege antes que a nadie más al funcionario que la dicta.

Inmunidad: hemos hecho la norma jurídica, hemos armado el derecho moderno, o se ha desarmado, de lo que fue un derecho constituído de la necesidad de representar el derecho natural a la existencia de cada uno de nosotros, saltando a tratar de legislar la cada vez más inminente necesidad de estar legal en asuntos que concernían a la resolución inmediata de problemas o necesidades de grupos específicos de poder.
6
   
    BIBLIOGRAFIA

·       Constitución de la República Dominicana
·       Diccionario Juridico Henry Capitant
·       Convención de Viena sobre relaciones e inmunidades diplomáticas, Resolución No. 101 de 1963.
·       Convención sobre la Prevención y el Castigo de Delitos contra personas Internacionalmente protegidas, inclusive los Agentes Diplomáticos, Resolución No. 578 de 1977.
·       Ley No. 97 de 1965, sobre exenciones de los Diplomáticos Extranjeros.

SIGUENOS EN TWITTER @Derechoexperto

FAN PAGE FACEBOOK