ANALISIS A LA LEY GENERAL DE MIGRACION NO. 285-04



TEMAS
ANALISIS A LA LEY GENERAL DE MIGRACION NO. 285-04

Trámites de solicitud de naturalización dominicana

Regularizar la nacionalidad dominicana por matrimonio

Trámites para optar por la nacionalidad dominicana
INDICE

INTRODUCCION…………………………………………………………………….1

I.                   LA DIRECCION NACIONAL DE MIGRACION DOMINICANA Y PLANTEAMIENTOS DE PROBLEMAS RESPECTO A ESTA………………………………………………………….……..…………..2
II.                Planteamiento del problema…………………………………….….2
III.             ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE LA NACIONALIDAD ORIGINARIA Y LA NACIONALIDAD ADQUIRIDA?.............................................................3
IV.             ALCANCE GENERAL DE LA LEY DE MIGRACION.....................................3
V.                ORGANISMOS DE APLICACIÓN DE LA LEY………………….……..….. 4

VI.             PROCEDIMIENTOS DE INMIGRACIÓN Y PERMANENCIA…..................4
1. No Admisión.................................................................................................................4
2. Visas..............................................................................................................................4
3. Derechos y Deberes de los Extranjeros.........................................................................5
4. Distintas categorías migratorias de permanencia..........................................................5
5. Plazos de permanencia y su cancelación.......................................................................6
6. Procedimiento y Documentación para Permanencia.....................................................7
A) Residencias...................................................................................................................7
B) Trabajadores Temporeros.............................................................................................7
7. Cambios de categoría migratoria...................................................................................7
8. Entrada, Registro de Extranjeros, Salida, Reentrada.....................................................7

VII.    MEDIDAS DE CONTROL....................................................................................8
1. Control de Medios de Transporte Internacional............................................................8
2. Control de permanencia.................................................................................................8
3. Empresas de transporte internacional............................................................................9

VIII.       NO-ADMISIÓN, DEPORTACIÓN Y EXPULSIÓN DE EXTRANJEROS.......9

IX.             EXCEPCIONES................................................................................................  10

X.                SANCIONES...................................................................................................... 10

XI.             LA EMIGRACIÓN............................................................................................. 10

XII.          RETORNO DE NACIONALES..........................................................................11

XIII.       Trámites de solicitud de naturalización dominicana…………………………………………………………..….…11
XIV.       Regularizar la nacionalidad dominicana por matrimonio………………………………………………………………...12
XV.          Trámites para optar por la nacionalidad dominicana….13
CONCLUCION………………………………………………………………………..15

BIBLIOGRAFIA…………………………

INTRODUCCION

La emigración consiste en dejar la región de origen para establecerse en otra región. Forma parte del concepto más amplio de las migraciones de población, las cuales abarcan tanto la emigración que es la salida de personas hacia otras partes como la inmigración que es las personas venidas de otras partes.

Podría decirse que la emigración termina donde comienza la inmigración. Los países que registran más emigración en la actualidad son los pertenecientes al denominado Tercer Mundo o países en vías de desarrollo, pero en otras épocas fueron los europeos quienes emigraron a otras naciones en busca de una vida mejor y mucho antes, los africanos y asiáticos que buscaron nuevos lugares donde establecerse en otros continentes.

Hoy en día la República Dominicana esta pasando por un momento migratorio sumamente delicado, la migración haitiana en el país representa un peligro para Estado Dominicano, la carga laboral, medica y educativa para el país es enorme ya que nuestro vecino país de Haití no cuenta con los mecanismos ni la infraestructura para que sus compatriotas disfruten de los derechos ciudadanos de los cuales ellos carecen.

La comunidad internacional le pide a la República Dominicana que se haga cargo de esta situación no sabiendo que la Convención Interamericana sobre los Derechos Humanos del 22 de Noviembre de 1969, en su Art. 20, sobre Derecho a la Nacionalidad, establece,

1.- Toda persona tiene derecho a una nacionalidad; 2.- Toda persona tiene derecho a la nacionalidad del Estado en cuyo territorio nació si no tiene derecho a otra; y  3.- A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiarla.

Y según, el Derecho Internacional Privado, cita tres Reglas fundamentales con relación a la adquisición de la Nacionalidad:

1ro.- Todo individuo debe tener una nacionalidad; 2do.- Debe poseerla desde su nacimiento; y 3ro.- Todo individuo puede cambiar voluntariamente su nacionalidad con el consentimiento del Estado interesado.

La Constitución Dominicana establece bien claro en su artículo 18 quienes son dominicanos, la ley 285 sobre Migración en la República Dominicana establece como se adquiere la residencia y la nacionalidad, así como la Naturalización entendiendo por Naturalización, el acto soberano del Poder Público por medio del cual un extranjero adquiere la condición de nacional del Estado que lo concede.  En el presente trabajo vamos a tratar de explicar ¿Cómo podrá un Extranjero Haitiano adquirir la Nacionalidad Dominicana y Cuáles requisitos debe cumplir?
I.              LA DIRECCION NACIONAL DE MIGRACION DOMINICANA Y PLANTEAMIENTOS DE PROBLEMAS RESPECTO A ESTA.

La Migración un organismo de control, cuyo propósito principal es velar por el cumplimiento de las leyes y normas que regulan los flujos migratorios desde y hacia el territorio nacional, así como determinar sobre la permanencia de extranjeros en el territorio dominicano, entre otras funciones puestas a nuestro cargo.

La Dirección General de Migración, en coordinación con las demás instituciones afines del Estado Dominicano, busca establecer un sistema eficiente de control migratorio ágil y respetuoso de los derechos ciudadanos, que garantice un servicio acorde con las normas nacionales y convenciones internacionales, salvaguardando el interés, la seguridad y la soberanía nacional. Los objetivos generales son;

• Velar por el cumplimiento de las normas que rigen la entrada y salida de los ciudadanos por puertos, aeropuertos y puntos fronterizos.          
• Regular la permanencia de extranjeros en territorio dominicano.
• Ejecutar fielmente las órdenes de deportación de extranjeros que violen las leyes dominicanas.
• Establecer mecanismos de prevención y persecución de crímenes transnacionales como el tráfico y la trata de personas.        
 • Ejecutar fielmente las órdenes de deportación de extranjeros que violen las leyes dominicanas.
• Vigilar y controlar la admisión, estadía temporal y retorno a su país de origen, de jornaleros y sus familiares que ingresen a nuestro territorio para realizar labores agrícolas, etc.
• Ejecutar las órdenes de impedimento de salida del país a nacionales o extranjeros, impuestas judicialmente por las leyes de policía, inmigración y sanidad.

II.           Planteamiento del problema

Se demostrará, mediante documentación escrita si el Nacional de un País puede adquirir otra Nacionalidad. ¿Por qué deber ser, por concesión del Estado de acogida (carta de Naturalización), por residencia legal y continuada en éste, y por opción? Demostrar, la Especial importancia que tiene la adquisición de una nueva Nacionalidad en el ámbito de la Comunidad Iberoamericana.

¿Por qué si las leyes exigen un determinado número de años de residencia para obtener la Nacionalidad, el plazo se acorta de modo muy notable cuando se trata de nacionales de Países Iberoamericanos? Además, se comprobará que la adquisición de la nacionalidad de un País Iberoamericano en muchos casos no implica la pérdida de la nacionalidad de origen, lo que además se ve favorecido por los convenios de doble nacionalidad celebrada entre esos países.

Formulacion del Problema. ¿Qué sistemas y procedimientos existen para que un extranjero pueda adquirir la nacionalidad dominicana?

Objetivo General. Conocer los requisitos previos para poder adquirir la residencia nacionalidad dominicana.

Objetivos Específico. Establecer la diferencia entre la nacionalidad adquirida por un hecho voluntario a la adquirida por el jus sanguinis.

Comprobar si los convenios y los tratados internacionales son las causas que dan inicio a la doble nacionalidad.

Analizar cuales son las reglas que permiten otorgar a un extranjero la nacionalidad dominicana.

Sistematización del Problema. ¿Cuál es la diferencia entre la nacionalidad originaria y la nacionalidad derivativa? ¿Qué secretaría tramita al Poder Ejecutivo la solicitud de naturalización del extranjero? ¿Cuáles efectos produce la adquisición de la nacionalidad dominicana en los extranjeros? ¿Cuál es la institución que regula los extranjeros y maneja la ley 285-04 de migración en la República Dominicana?

III.        ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE LA NACIONALIDAD ORIGINARIA Y LA NACIONALIDAD ADQUIRIDA?

A).- La Nacionalidad Originaria: Es cuando se deriva del nacimiento, y está fundamentada en la voluntad del Estado, es forzosa por imposición de las legislaciones. Las legislaciones en materia de adquisición originaria de la nacionalidad se reducen a tres sistemas distintos: El Jus Sanguinis: se determina por la filiación, este sistema descansa en el factor biológico haciendo depender la nacionalidad del hijo de la del padre; El Jus Solí: se determina la nacionalidad por el lugar de nacimiento del individuo. Todas las personas nacidas en el territorio de un Estado tienen la nacionalidad del mismo; y el Sistema Mixto: es cuando se combinan, en sus disposiciones constitucionales acerca de la nacionalidad, el sistema de Jus Solí con el Jus Sanguinis, haciendo primar uno y otro sistema.

B).- La Nacionalidad Adquirida o Nacionalidad Derivativa: es la que supone un cambio en la nacionalidad originaria, es cuando resulta de un hecho de la persona, en cuyo caso es voluntaria o semivoluntaria. Las modalidades jurídicas más comunes para adquirir una nueva nacionalidad son: Naturalización: es la adquisición jurídica de una nueva nacionalidad, es la voluntad por parte del individuo que se naturaliza y por parte del Estado que admite la naturalización, mediante un acuerdo entre el Estado e Individuo. Por Matrimonio: es cuando la nacionalidad es adquirida por la mujer o el marido en virtud del matrimonio, sólo surte efecto con respecto a los cónyuges y no con respecto a los hijos; y Por Opción: es cuando una persona con derecho a más de una nacionalidad, puede elegir entre ellas.


IV.        ALCANCE GENERAL DE LA LEY DE MIGRACION

En ejercicio del derecho inalienable y soberano del Estado dominicano, esta Ley ordena y regula los flujos migratorios en el territorio nacional, tanto en lo referente a la entrada, permanencia y la salida, como a la inmigración, la emigración y el retorno de los nacionales.



V.           ORGANISMOS DE APLICACIÓN DE LA LEY

Interior y Policía a través de la Dirección General de Migración es el órgano encargado de la aplicación de esta Ley, con la asistencia de otros organismos estatales, a saber, a saber:

a) Dirección General de Migración: Está facultada a controlar la entrada y salida de pasajeros del territorio dominicano; llevando y fiscalizando los registros correspondientes así como otorgando o cancelando los permisos pertinentes, según cada caso, de conformidad con las regulaciones contenidas en la Ley;
b) Consejo Nacional de Migración:
c) Instituto Nacional de Migración; y,
d) Relaciones Exteriores, incluyendo las Embajadas y Consulados acreditados en el exterior

VI.        PROCEDIMIENTOS DE INMIGRACIÓN Y PERMANENCIA

1.      No Admisión

La ley contempla una serie de circunstancias en que puede encontrarse un ciudadano extranjero que impiden su admisión en el territorio nacional, entre las cuales se encuentran,

a) padecer una enfermedad infecto-contagiosa salvo que venga a recibir tratamiento médico en instituciones oficiales o privadas;

b) padecer de enfermedad mental, limitación crónica física o psíquica permanente, sin embargo, en cualquiera de estos casos constituirá una excepción el hecho de que pretenda ingresar al país formando parte de un núcleo migratorio familiar;

c) lucrarse con prostitución o tráfico ilegal de personas o de sus órganos, o de drogas o ser adictos a las mismas; así mismo,

d) aquellas personas que carezcan de profesión, oficio o cualquier otro medio de vida lícito;

e) estar cumpliendo condena o hallarse procesado por delitos comunes tipificados con carácter de criminal, tener antecedentes penales o ser miembro de organizaciones terroristas.

2.      Visas

Para los efectos de esta ley, se entiende por visa, el permiso otorgado por los funcionarios competentes de la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores, tanto de la Cancillería como del Servicio Exterior, expedido sobre pasaportes válidos; sin que en ningún caso suponga admisión incondicional en el territorio nacional pudiendo ser revocada por las autoridades migratorias.

Entre los diferentes tipos de visa que puede otorgar la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores se encuentran las Visas Diplomáticas, Oficiales, de Cortesía, de Negocios, de Dependencia, de Turismo, de Residencia, de Estudiante.

3.      Derechos y Deberes de los Extranjeros

Los extranjeros autorizados a permanecer en el territorio nacional gozan de los mismos derechos civiles concedidos a los dominicanos por los Tratados con la nación a la que el extranjero pertenezca. Cuando el gobierno les haya autorizado a fijar su domicilio en el país los extranjeros gozarán de todos los derechos civiles mientras residan en el país; éstos deben obtener y mantener su documento de identidad migratoria debiendo mostrarlo a requerimiento de la autoridad competente. Los niños nacidos en territorio dominicano de madres extranjeras no residentes, deberán ser registrados en el Consulado de nacionalidad de la madre, salvo que el padre sea dominicano, en cuyo caso deberá registrase por ante la Oficialía del Estado Civil que corresponda. La ley dispone el procedimiento a seguir por los centros de salud para el debido cumplimiento de estas disposiciones.

4.      Distintas categorías migratorias de permanencia

A los fines de su permanencia en nuestro país, los extranjeros pueden ser admitidos como Residentes o No Residentes. - Para los fines de esta ley, se consideran Residentes aquellos extranjeros que ingresen al país con intención de radicarse o permanecer en el mismo; pueden ser Temporales cuando la intención de residir se limite a la duración de las actividades que dieron origen a su admisión; y Permanentes aquellos cuya intención es radicarse definitivamente en territorio dominicano.

- Por su parte, los No Residentes son aquellos que ingresaron al país sin intención de radicarse en el mismo. Entre los Residentes Permanentes encontramos, a su vez, distintas categorías, a saber:

a) Inmigrantes: Extranjeros que poseen ciertas calificaciones profesionales, de oficio u ocupación no satisfechas nacionalmente;

b) Inversionistas: Aquellos que realizan aportes para realizar actividades de interés para el desarrollo del país; así mismo se incluyen los jubilados, pensionados o rentistas, quienes deben comprobar que perciben un ingreso regular y permanente de fuentes externas que le permitan vivir en el país.

c) Parientes extranjeros de nacionales dominicanos o de extranjeros residentes en el país Entre los Residentes Temporales se encuentran:

a) Profesionales de diferentes ramas, incluyendo periodismo, deportes, artes que sean contratados por instituciones públicas o privadas que desarrollen actividades en el país;

b) Empresarios, inversionistas, comerciantes, ejecutivos de empresas nacionales o extranjeras establecidas en el país;

c) Técnicos, artesanos y trabajadores de alta calificación en su oficio;

d) Religiosos pertenecientes a iglesias o congregaciones reconocidas en el país;

e) Asilados políticos y refugiados conforme legislación vigente;

f) Cónyuge e hijos menores de las antes citadas personas; y,

g) Extranjeros que ingresen al territorio con visa de residencia con la obligación de completar el procedimiento correspondiente de obtención de residencia.
Por último, entre los No Residentes encontramos:

a) Turistas, es decir, extranjeros que ingresen al país con fines de recreación, descanso o diversión;

b) Personas de negocios que visitan el país con motivo de sus actividades empresariales;

c) Pasajeros en tránsito hacia otro destino en el exterior;

d) Trabajadores temporeros bajo contratos de trabajo por tiempo determinado;

e) Habitantes fronterizos que desarrollan actividades no laborales lícitas y productivas, quienes ingresan al territorio regresando diariamente a su lugar de residencia;

f) Personas integrantes de grupos en razón de sus actividades deportivas, artísticas, académicas o de naturaleza conexa; y,

g) Estudiantes que ingresen al país para cursar estudios como alumnos regulares.

Por otra parte, la Ley 285-04 enumera algunos extranjeros que se encuentran fuera del alcance de la misma, como son los Funcionarios Diplomáticos y Consulares, Representantes de organismos internacionales reconocidos por el Gobierno; expertos y técnicos bajo la responsabilidad de gobiernos extranjeros u organismos internacionales; así como, los familiares de los antes citados individuos.

5.      Plazos de permanencia y su cancelación

Los Residentes Permanentes tienen derecho de permanecer indefinidamente  en el país, salvo que se proceda a cancelar su permanencia según el procedimiento que a tal efecto dispone la misma ley. Por su parte, los Residentes Temporales pueden permanecer por un período de hasta (1) un año, renovable anualmente, mientras dure el desarrollo de las actividades que dieron origen a la admisión.

Entre los plazos de permanencia para los No Residentes cabe destacar que  podrán ser de hasta 60 días para turistas, personas de negocios e integrantes de grupos en razón de su actividad deportiva, artística o similares; mientras que para los trabajadores temporeros puede ser de hasta un (1) año prorrogable.

La Dirección General de Migración procederá con la cancelación de la permanencia si descubre que la misma fue obtenida mediante declaración o presentación de documentos falsos o si se comprueba que estaba comprendido dentro de algunos de los casos de impedimentos de admisión.
6.      Procedimiento y Documentación para Permanencia

A)    Residencias

Las solicitudes acompañadas de toda la documentación requerida deberá ser depositada por ante la Dirección General de Migración o por ante el Consulado correspondiente.
Para solicitar Residencia, el extranjero debe haber ingresado al país con visa de residencia; por lo que si el tiempo autorizado para su permanencia en el país no es suficiente a los fines de concluir el proceso de solicitud de residencia, el extranjero podrá requerir una prórroga de su estadía por ante la Dirección General de Migración.

B)    Trabajadores Temporeros

La  ley dispone que, previa consulta con los representantes de los empleadores y de los sindicatos, el Consejo Nacional de Migración establezca una cuota o monto de trabajadores temporeros a ser admitidos en el país anualmente; sin que en ningún caso puedan laborar en empresas de zonas francas ni en actividades turísticas.

Este permiso se obtiene mediante la solicitud, acompañada de los documentos requeridos, al Consulado correspondiente. A estos trabajadores se les entregará un carné que lo habilitará para desempeñar la actividad remunerada que dio origen a su admisión en el territorio. Por tanto, quienes realicen actividades laborales sin haber obtenido su carné o si, habiéndolo obtenido, labora en una actividad distinta o en una zona diferente a la autorizada, o viole el plazo de permanencia autorizado, se considerarán extranjeros ilegales, sujetos a deportación conforme a las disposiciones de la ley.

Cuando se trate de contingentes de trabajadores extranjeros se exigirá al empleador el  depósito de una fianza como garantía de fiel cumplimiento por cada trabajador cuyo monto corresponderá a aquel que resulte mayor entre los gastos estimados de deportación del trabajador o una suma que no sea inferior al salario mensual que éste devengue.

7.      Cambios de categoría migratoria

Los extranjeros admitidos como Residentes Temporales pueden solicitar su cambio a otra categoría, cuando se encuentre en el territorio nacional; por otro lado los “No Residentes” admitidos como trabajadores temporeros o habitantes fronterizos solo podrán solicitar la residencia dominicana cuando hayan salido a su país de origen y depositado solicitud migratoria desde allí a través del Consulado correspondiente.

En cualquiera de los casos, la decisión que apruebe el cambio de categoría se hará extensiva al cónyuge e hijos solteros menores de edad.

8.      Entrada, Registro de Extranjeros,  Salida, Reentrada

La entrada de extranjeros solamente podrá realizarse por los lugares que se encuentren bajo control de las autoridades migratorias, debiendo someterse al correspondiente control migratorio; en caso contrario, será dicha entrada considerada ilegal procediéndose con su deportación.

La Dirección General de Migración llevará un registro de los extranjeros que ingresen al país como Residentes Permanentes y Residentes Temporales; mientras que, por su parte, la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores llevará un registro de los extranjeros a quienes ha concedido Visa de Residencia, de Negocios y de Trabajador Temporero.

Previo a la salida de cualquier medio de transporte internacional se realizará una revisión total de los documentos de todos sus pasajeros y de su tripulación. Cuando un extranjero se encuentre en proceso de obtener su residencia podrá solicitar a la Dirección General de Migración que le expida un permiso especial de reentrada de hasta seis (6) meses.

VII.     MEDIDAS DE CONTROL

1.      Control de Medios de Transporte Internacional

La ley establece los controles que realizarán las autoridades migratorias a todos los medios de transporte internacional de pasajeros que lleguen a territorio nacional o salgan del mismo, a los fines de la revisión de los documentos exigidos por la ley, tanto a sus pasajeros como a la tripulación; a tales fines, el representante de la empresa de transporte deberá presentar un listado de todos sus pasajeros y el rol de la tripulación.

A los mismos fines las compañías de transporte aéreo deberán entregar a las autoridades migratorias, el itinerario de llegada y salida de sus vuelos, debiendo mantenerlos permanentemente actualizados.

2.      Control de permanencia

Aquellos extranjeros que hayan obtenido su Residencia Permanente podrán realizar cualquier tipo de trabajo o actividad remunerada, por cuenta propia o en relación de dependencia.

Igualmente los Residentes Temporales podrán realizar cualquier tipo de actividad remunerada o lucrativa. Sin embargo, los No Residentes no podrá realizar actividades lucrativas de ninguna naturaleza, a excepción de los trabajadores temporeros; estudiantes; habitantes fronterizos o integrantes de grupo en razón de su actividad deportiva, artística, entre otras.

Los extranjeros que permanezcan ilegalmente en territorio dominicano no podrán trabajar ni realizar tareas remuneradas ni lucrativas, de ninguna naturaleza. A tales fines los empleadores deben solicitar constancia de la permanencia legal en el territorio, de toda persona que pretenda contratar; o, en su defecto, deberá pagar los gastos de deportación, si la Dirección General de Migración dispone dicha medida; aunque en ningún caso estarán exentos del pago de los salarios de los trabajadores que contraten  en tal condición.

Las atípicas recomendaciones que sirven de colofón a la decisión, dejan entrever decisiones al más alto nivel para intentar poner orden en nuestra desastrosa política migratoria. 

3.      Empresas de transporte internacional

Estas empresas deberán registrase en la Dirección General de Migración, debiendo acreditar la identidad de sus tripulantes o personal; y en todo caso son responsables frente a las autoridades migratorias del transporte y custodia de los pasajeros y tripulantes hasta su ingreso o salida del país.

Por ello, cuando un pasajero no sea admitido por estas autoridades o en caso de deserción de un tripulante o pasajero, la empresa deberá retornarlo asumiendo los gastos correspondientes.

Entre las obligaciones puestas a cargo de estas empresas se encuentran, entre otras,  la de su  inspección por las autoridades de migración, la presentación de la lista de pasajeros y tripulantes incluyendo los datos que sean requeridos a tales fines, el no vender pasajes a extranjeros ni transportarlos sin la presentación de la documentación requerida; así como, velar porque su personal cumpla con las disposiciones de las leyes vigentes.

VIII.  NO-ADMISIÓN,  DEPORTACIÓN Y  EXPULSIÓN DE EXTRANJEROS

Las autoridades de migración podrán admitir o negar la entrada de extranjeros; aunque en este último caso, debe permitírsele contactar a la persona que lo recibiría y/o a su embajada o consulado en el país; luego se ordenará su retorno al país de procedencia, de origen o un tercer país que lo admita.
Las autoridades migratorias podrán denegar la entrada al país de cualquier extranjero en los casos siguientes:

(i)                 Cuando no presente la documentación requerida;
(ii)               Cuando presente o porte documentación adulterada o falsificada;
(iii)             Cuando se constate la existencia de algunos de los impedimentos de entrada establecidos en la ley;
(iv)             Cuando intente entrar al territorio nacional por un lugar habilitado, tratando de evadir el control migratorio, o cuando intente entrar al país por un lugar no habilitado.

El Director General de Migración puede ordenar la deportación de un extranjero, entre otros casos, en los siguientes:

(i)                 Ingreso clandestino al país y permanencia de forma ilegal;
(ii)               Obtención de su entrada, o permanencia en el país, mediante declaración o documentos falsos, o se verifique su obtención en forma fraudulenta de documentos genuinos para ingresar o permanecer en el país; y,
(iii)             Permanecer en el país una vez vencido el plazo autorizado.

El Secretario de Estado de Interior y Policía, a través de la Dirección General de Migración, ordenará la expulsión de un extranjero en cualquiera de los siguientes casos, entre otros:

(i)                 Cuando realizare en el país actividades que afecten la paz social, la seguridad nacional o el orden público de la República Dominicana;
(ii)               Cuando en violación a las disposiciones legales no se abstuviese de participar en actividades políticas en territorio dominicano;
(iii)             Cuando participe en actividades tendentes a suprimir los derechos e instituciones establecidas en la Constitución de la República Dominicana, sin perjuicio de la aplicación de la pena que pudiere corresponderle si su acción constituye un delito previsto por la legislación vigente.

IX.        EXCEPCIONES

Excepcionalmente pudiera no ordenarse la deportación o expulsión del extranjero cuando exista una cualquiera de las siguientes circunstancias:

a) Cuando el extranjero (a) estuviere casado (a) con un cónyuge dominicano por un período de más de 10 años o tuviere hijos dominicanos por nacimiento debidamente declarados;
b) Cuando tuviere una residencia legal, pacífica y continua en el país superior a los 10 años, a partir de su ingreso legal correspondiente; y
c) Cuando circunstancias especiales establecidas en el reglamento así lo aconsejen.

X.           SANCIONES

Son calificados como delitos y por ende, castigados como tal la organización, traslado, desembarco e ingreso ilegal al territorio nacional de un extranjero, o su ocultamiento una  vez ingresado; así como la organización de la salida clandestina de dominicanos y extranjeros del territorio nacional. La decisión de la autoridad migratoria relativa a la deportación o expulsión está obligada a preservar los principios de legalidad de un debido proceso.

XI.        LA EMIGRACIÓN

La realización de las siguientes actividades en territorio nacional se encuentra expresamente prohibida por esta ley:

1.      La promoción y el reclutamiento de emigrantes dominicanos y de residentes extranjeros, mediante ofertas de trabajo permanente o temporero u ofertas de otra naturaleza a ser ejecutadas en el exterior, a menos que medie autorización expresa, emitida por las autoridades nacionales competentes.

2.      Organizar y transportar clandestinamente a dominicanos y extranjeros que salgan del territorio nacional con intención de ingresar ilegalmente en el territorio de otro país.

3.      El funcionamiento de agencias privadas de emigración o que negocien con éstas, sin estar autorizadas para tal propósito, o que hagan propaganda igualmente no autorizada por las autoridades nacionales competentes.

4.      Salir o intentar salir del país sin someterse al control migratorio de salida, con el propósito de ingresar clandestinamente a otro país.


XII.     RETORNO DE NACIONALES

De conformidad con las disposiciones de esta ley, el Poder Ejecutivo podrá promover el retorno de los dominicanos que han emigrado, mediante una cualquiera de las siguientes acciones:

a) Podrá suscribir acuerdos con los Estados en que residen esos nacionales o con organizaciones internacionales gubernamentales o no gubernamentales, especializadas en la materia, para facilitar su traslado con sus bienes personales y los de producción de capital.

b) Podrá otorgar franquicias especiales para el ingreso exonerado de sus bienes y elementos de trabajo y aquellos destinadas a facilitar su  instalación en el país.

A estos fines, Ministerio de Relaciones Exteriores, en coordinación con la Dirección General de Migración, el Consejo Nacional de Migración, y otros organismos nacionales e internacionales, establecerá el procedimiento a seguir a fin de facilitar el retorno de aquellos nacionales que estén en condiciones de ser asistidos por dichos organismos y ejecutar los programas que se diseñen a tal fin. 

Por su parte, las Embajadas y Consulados del país, deberán contar con los servicios adecuados para informar a los nacionales dominicanos que residen en el exterior, sobre los programas de retorno, franquicias y facilidades que se conceden a quienes tengan interés en reincorporarse al país.

XIII.       Trámites de solicitud de naturalización dominicana

Base Legal en la Ley 1683 del 21 de Abril de 1948 Gaceta Oficial No. 6782

Para conseguir la Naturalización se necesita:

1. Haber sido autorizado por el Poder Ejecutivo, dos años antes por lo menos a fijar domicilio en el País.
2. Declarar, a partir de este tiempo ante el Presidente del Ayuntamiento de su domicilio, su propósito de Naturalizarse.
3. Presentar certificación de Vida y Costumbre, expedida por el Fiscal y el Gobernador de la Provincia en que resida.
4.  Tener medios lícitos de subsistencia.
5. Prestar ante el Gobernador de la Provincia el Juramento de fidelidad a la República. La carta de Naturalización no podrá obtenerse sino después de transcurrido un año de la declaración.

Requerimientos:

1. Instancia (Carta) dirigida al Poder Ejecutivo, vía Secretario de Interior y Policía, anexado (4) sellos de Rentas Internas por valor de RD$ 30.00, conjuntamente con el Original y cuatro de c/u de los siguientes Documentos.
2. Dos recibos de I. I. por valor de RD$ 10.00 c/u por concepto de Naturalización de Extranjero.
3. Cinco Fotografías de frente 2x2 recientes del Interesado.
4. Fotografías del Permiso de Residencia debidamente renovado para el presente Año debe presentarse la Original a titulo devolutivo.
5. Dos (2) certificados de la Dirección General de Migración, donde conste que tiene más de Dos Años de residencia ininterrumpida en el País. (Si la solicitud es formulada en virtud del inciso "b" del Art. Primero, si tiene o no carta de garantía en su expediente Ley (1863) o más de seis (6) meses de residencia.
6. Certificado de No Delincuencia de la Fiscalía.
7. Acta de Nacimiento Legalizada en la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores de la República Dominicana y en el Consulado o Embajada Dominicana acreditado en el País de su nacimiento o residencia del Interesado (sino esta en Idioma Español, traducirla). La traducción debe ser por un traductor Legal, y Legalizarla en la Procuraduría General de la República.
8. Un Recibo de Solicitud de Naturalización por Valor de Mil Quinientos pesos (RD$ 1,500.00) Caja piso # 3.
9. Carta de Garantía Notarial y Legalizada en la Procuraduría General de la República, firmada por su Patrono o una persona solvente, donde se responsabilice respeto a las condiciones morales y económicas del Interesado; y una carta de trabajo del Interesado, si esta trabajando.
10.  Cuando el Interesado vaya a tomar Juramento como Naturalizado Dominicano deberá traer un sello de I. I. por valor de RD$ 232.00 por la Ley 8099 y otro de RD$ 300.00, para la Gaceta a intervenir en el Decreto, un impuesto interno de derecho de Juramentación de Extranjeros por valor de Cinco Mil pesos (RD$ 5,000.00) Caja piso # 3.
11.  En caso de que el Interesado haya obtenido otra Nacionalidad que no sea la de Origen, deberá hacer un Historial sumario de esa circunstancia.
12.  Factura de un Periódico de circulación nacional por concepto de Derecho a Publicación de aviso de Nacionalidad Dominicana.
13.  Fotocopia de las tres primeras paginas del Pasaporte del Interesado.

Nota: Debe venir a una entrevista una semana después de haber depositado todos los Documentos, los cuales tienen que estar debidamente Legalizados.

Tiempo: Dos años aproximadamente.


XIV.            Regularizar la nacionalidad dominicana por matrimonio

La adquisición de la Nacionalidad por Matrimonio es considerada como semi-voluntaria, dado que es el resultado de un hecho jurídico ajeno al propósito de esta Adquisición. De allí que los requisitos de solicitud personal y otras condiciones de fondo y procedimiento establecidos en la Naturalización ordinaria no siempre sean necesarios.

Base legal en la Constitución Dominicana.

"La mujer extranjera que contrae matrimonio con un dominicano seguirá la condición de su marido, a menos que las leyes de su país le permitan conservar su nacionalidad, caso en el cual tendrá la facultad de declarar, en el acta de matrimonio, que declina la nacionalidad dominicana.".

Requerimientos:

1. Instancia elevada al Secretario de Estado de Interior y Policía, por el Esposo, solicitando la Nacionalidad por Matrimonio a favor de su esposa, adhiriéndole cuatro sellos de Impuestos Internos de RD$ 30.00, debe estar firmada por los Esposos solicitantes.
2. Acta de Matrimonio de los Esposos solicitantes, legalizada en el Consulado Dominicano en el País de nacimiento de la esposa y en la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores de la Rep. Dom. (si no esta inscrita en el idioma Español, debe ser traducida por un Interprete Judicial y legalizada en la Procuraduría General de la República
3. Acta de Nacimiento de la interesada, legalizada en la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores de la Rep. Dom. y en el Consulado Dominicano acreditado en el País de su nacimiento.
4.  Acta de Nacimiento del esposo dominicano, legalizada en la Oficialía Central del Estado Civil.
5. Factura de Pago expedida por un Periódico de circulación Nacional por concepto de Derecho de Publicación de aviso de Nacionalidad Dominicana.
6. Tres (3) Fotografías 2x2 de frente, resientes de la interesada.
7. Fotocopia de la Cédula de Identificación Personal del esposo.
8. Fotocopia de las tres primeras páginas del Pasaporte de la interesada (si tiene).
9. Un impuesto por valor de Mil Quinientos pesos (RD$ 1,500.00), pagarlos en Caja piso # 3.
10.  Cuatro (4) juegos de copias de los Documentos a depositar.
11.  Haber contraído Matrimonio por un tiempo no menor de seis meses.
12.  Cuando la interesada vaya a tomar el Juramento como Naturalizada deberá aportar un sello de I. I. por valor de RD$ 30.00 y RD$ 232.00 pesos de la Ley 8099, y un impuesto de Juramentación de Extranjeros por valor de Cinco Mil pesos (RD$ 5,000.00) Caja piso # 3.

Nota: El Interesado Debe venir a una entrevista una semana después de haber depositado todos los Documentos, los cuales tienen que estar debidamente Legalizados.

Tiempo: Un mes aproximadamente.

XV.          Trámites para optar por la nacionalidad dominicana

En la Legislación Dominicana, el Derecho de Opción está reconocido en la Constitución y la Leyes Ordinarias.

Base legal en la Constitución Dominicana y en la Ley 1683 Capitulo IV Articulo 26 De la Opción de la Nacionalidad.

La Constitución Dominicana establece que todas las personas nacidas en el extranjero de padre o madre dominicanos, siempre que de acuerdo con las leyes del país de su nacimiento, no hubieren adquirido una nacionalidad extraña, o que en caso de haberla adquirido, manifiesten, por acto ante un oficial público remitido al Poder Ejecutivo, después de alcanzar la edad de diez y ocho años, su voluntad de Optar por la nacionalidad dominicana.

El artículo 19 sobre la Naturalización establece que las y los extranjeros pueden naturalizarse conforme a la ley, no pueden optar por la presidencia o vicepresidencia de los poderes del Estado, ni están obligados a tomar las armas contra su Estado de origen. La ley regulará otras limitaciones a las personas naturalizadas.

Ley 1683, sobre Naturalización, Capítulo IV, Art. 26. "De la Opción de la Nacionalidad" "Los nacidos en el extranjero que, de acuerdo con el Art. 11, Inciso 3, de la Constitución, opten por la nacionalidad dominicana, encaminarán su manifestación al Poder Ejecutivo por la Secretaría de Estado de lo Interior, si estuvieren en el país, o por el Consulado Dominicano más próximo a su residencia, si estuvieren en el extranjero, en el plazo fijado por dicho texto. Después de tomarse constancia, si todo estuviere en regla, la Secretaría de Estado de lo Interior publicará un aviso al respecto en la Gaceta Oficial y se harán los asientos debidos en los registros previstos en el Art. 10 de esta Ley.

Requerimientos:

1. Instancia elevada al Secretario de Estado de Interior y Policía. Acompañada de cuatro sellos de Impuestos Internos por valor de RD$ 30.00.
2. Acta de Nacimiento Legalizada en la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores de la Rep. Dom. y en el Consulado Dominicano acreditado en el País de nacimiento, si no esta en idioma español hacerla traducir por un traductor Legal y Legalizarla en la Procuraduría General de la República.
3. Acta de Nacimiento del Padre o la Madre dominicano legalizada en la Oficialía Central del estado Civil.
4. Acto autentico instrumentado por un Notario Público donde el interesado declara que Opta por la Nacionalidad Dominicana. Registrado y Legalizado en la Procuraduría General de la República.
5. Tres Fotografías recientes de frente, tamaño 2x2 del interesado.
6. Una factura de un Periódico de Circulación Nacional donde conste que el interesado ha pagado el derecho de aviso donde se le concede la Nacionalidad Dominicana.
7. Un impuesto por valor de Mil Quinientos pesos (RD$ 1,500.00), pagarlos en Caja piso # 3.
8. Cuatro (4) juegos de copias de los Documentos a depositar.
9. Cuando el interesado vaya a tomar el Juramento como Naturalizado Dominicano deberá aportar un sello de I. I. por valor de RD$ 232.00 pesos de la Ley 8099, y otro por valor de Veinte pesos (RD$ 20.00) Caja piso # 3.
10.  Fotocopias de las tres primeras páginas del Pasaporte del beneficiario.

Nota: El Interesado Debe venir a una entrevista una semana después de haber depositado todos los Documentos, los cuales tienen que estar debidamente Legalizados.








CONCLUSIONES

La Dirección General de Migración (DGM) de la República Dominicana es el organismo gubernamental de control que vela por el cumplimiento de las normas relativas a la entrada y salida de ciudadanos dominicanos y extranjeros, así como de regular la permanencia en el territorio nacional de aquellas personas que reúnan las condiciones de inmigrantes.

Esta compuesto por un total de 10 áreas de trabajo de los cuales aquellos ubicados en las terminales aéreas, portuarias y terrestres que sirven de acceso y egreso legal el país cumplen una función clave en el cumplimiento y logro de su Misión.

En un contexto de globalización, que aporta un consenso hacia la creación de riqueza a partir del reconocimiento de sus recursos humanos, como factor clave para la creación de valor dentro de cualquier organización; el contar en la misma con un modelo que integre y reconozca el grado de aproximación entre las condiciones de capacidad, habilidad, experiencia, grado de compromiso personal y organizacional de los mismos se hace imprescindible, ya que de esta adecuación o alineamiento se conseguirán en gran medida los objetivos que la empresa haya fijado.

La gestión por competencias, es el estilo de dirección en el que prima el factor humano, en el que se reconoce que son los recursos humanos que conforman la organización los que lograran para esta los objetivos planteados añadiéndole además diferencias competitivas en relación al mercado.

El servicio que brinda La Dirección General de Migración, por la misión que la identifica, constituye la primera impresión de calidad de servicio que puede ser encontrada en el país, constituyéndose de esta manera en gran medida en la proyección de la imagen nacional, por otro lado debido a su responsabilidad de control legal debe contar con miembros en su personal que recojan altos estándares de manejo ético y legal, por lo que el reconocimiento y toma en cuenta cabal de las competencias de los ocupantes de los puestos que la conforman es imprescindible.

Frente a esta situación planteada, el presente proyecto tiene como objetivo el contribuir con la elaboración de un manual que reúna el análisis y descripciones de aquellos puestos que principalmente prestan servicios a los clientes externos y a las gerencias que los coordinan, incluyendo en estas descripciones las competencias criticas para cada una.

El Código Civil Art. 9, Párrafo IV, sobre el Goce de los Derechos Civiles, establece que, "Todos los extranjeros de cualquier nación amiga, siempre que fijen su domicilio en el territorio de la República, declaren querer gozar esta calidad, tengan dos años de residencia a lo menos, y renuncie expresamente su nacionalidad ante quien sea de derecho".

Art. 11. El extranjero disfrutará en la república de los mismos derechos civiles que los concedidos a los dominicanos por los tratados de la nación a la que el extranjero pertenezca


BIBLIOGRAFIA

·         Constitución de la República Dominicana del año 2010.

·         Ley No. 285 sobre Migración en la República Dominicana

·         Ley 875, sobre visados del 21 de Julio del 1978.

·         Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales del 14 de noviembre del 1977, Gaceta No. 9455.

·         Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos  del 27 de Octubre de 1977,

·         Pacto  Protocolo facultativo del pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos del 08 de Noviembre del 1977 gaceta oficial No. 9454.

·         Convención Interamericana de Derechos Humanos de fecha 22 de Noviembre del 1969. gaceta No. 9451.

·         Convención Internacional de la ONU sobre eliminación y formas racial, mediante resolución No. 125 del 19 de Abril de 1967.

·         Ley No. 137-03 sobre tráfico ilícito de inmigrantes y tratas de personas.

·         Convenios firmados con la Organización Internacional del Trabajo (OIT): Ley No. 857 del 20 de Julio del 1978, crea el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI).
·         Dr. Luis Arias Nuñez : Manual de Derecho Internacional Privado


·         Encarta: Derecho Int. Privado (2005)

·         Juan Manuel Rosario: Procedimiento Jurídico Migratorio de la República Dominicana  (2003).





SIGUENOS EN TWITTER @Derechoexperto

FAN PAGE FACEBOOK