EL CASO DE LOS EXPLORADORES DE CAVERNAS

INTRODUCCION

En este caso hipotético, un grupo de cinco exploradores (Eliud, Cholo, Pozos, Fernando y Mancipium) quedan atrapados en el interior de una caverna. Éstos habían llevado escasas provisiones, y la caverna carecía de sustancia animal o vegetal que les permitiera subsistir. Tras un mes de esfuerzos por parte de las fuerzas de rescate, finalmente se logró remover los escombros que habían sellado el acceso.

Una vez que los espeleólogos fueron rescatados, se supo que uno de ellos había sido asesinado y comido por sus compañeros (Mancipium). El artículo escrito representa el examen que hacen los cinco ministros integrantes de la Suprema Corte al conocer el caso.

Lo interesante consiste en que cada uno de los ministros personifica a una de las distintas perspectivas acerca de lo que es el derecho, cuestión que repercute en la opinión sobre si los acusados son o no culpables y, en consecuencia, si deben o no ser ejecutados como culpables por el delito de homicidio. Hubo una avalancha en una caverna, en la que se encontraban exploradores. Estos quedaron atrapados y se ubicaron en la entrada obstruida, esperando el rescate. Las tareas de remoción fueron varias veces frustradas por nuevas avalanchas.

El día n° 32 contando desde la entrada de los exploradores a la caverna, se logra el rescate exitoso. Los exploradores llevaron escasas provisiones y la caverna no contenía sustancia animal, ni vegetal que les permitiera subsistir. Perecerían por inanición antes de poder rescatarlos.

Día n°21 se supo que los exploradores habían llevado un equipo inalámbrico para recibir y transmitir mensajes. Los ingenieros opinaban que faltaban por lo menos diez días mas para el rescate, siempre y cuando no hubiese nuevas avalanchas. Los exploradores le preguntaron a un médico las probabilidades para seguir subsistiendo, sin alimentos durante esos diez días. Opinión del médico: En el estado en que se encuentran la probabilidad es muy poca.

Whetmore (uno de los exploradores) le preguntó al médico si comiéndose a uno de ellos, los restantes podrían sobrevivir esos diez días más que faltaban para el recate. Los médicos no respondieron, entonces preguntaron si había algún juez, funcionario público, sacerdote o religioso en el campamento que quisiera contestar. Nadie lo hizo. Se presumió erróneamente que las pilas del equipo inalámbrico de los exploradores se habían agotado.

El día n°23 se supo que Whetmore había sido asesinado y comido por sus compañeros. Whetmore tuvo la idea de usar dados para ver quien tenía que morir. Pero éste al cabo de un instante decide retirarse del acuerdo. Igualmente los exploradores tiraron los dados por él, viendo el resultado le pidieron que hiciera objeciones, pero éste contestó que no tenía ninguna objeción para hacer. Whetmore debía morir. Luego del rescate los exploradores fueron objeto de un tratamiento por shock y desnutrición.

El abogado defensor pidió que hicieran un veredicto especial por el tribunal, dejando al juez la determinación de la culpabilidad de los reos, en base a los hechos que resultaren probados. Se hizo el veredicto especial y decidieron que los hechos ocurrieron tal como fue hecho el relato y que si en base a este eran culpables, era necesaria una condena. Se resolvió: que eran culpables de homicidio y se los sentenció a la horca, pues la ley de Commonwelth no permite discreción alguna con respecto a la pena a imponerse por aquel delito. Disuelto el jurado, sus miembros subscribieron una comunicación al jefe del poder ejecutivo, peticionándole que conmutara la pena de muerte por 6 meses de prisión. El juez dirigió una comunicación similar al poder ejecutivo: éste no adoptó resolución alguna con respecto a estas peticiones; el poder ejecutivo parece que aguarda nuestra decisión en el presente recurso.


Resumen de las hipótesis planteadas en
"EL CASO DE LOS EXPLORADORES DE CAVERNAS"
(Libro de LON L. FULLER)

NARRACION DE LOS HECHOS

En el año 4300 se plantea un caso ante la Suprema Corte de Newgarth tras la apelación de los acusados por haber sido declarados culpables por el tribunal del Condado de Stowfield.

Cinco miembros de la Sociedad Espeleológica aficionados a la exploración de cavernas penetraron en el interior de una de ellas y cuando se hallaban ya lejos de la entrada tuvo lugar una avalancha que bloqueó la única salida posible.

Al enterarse en la Sociedad Espeleológica se llevó a cabo la tarea de rescate cuyo objetivo fue logrado recién al trigésimo segundo día a contar desde la entrada de los exploradores en la caverna. El rescate tuvo como saldo importantes pérdidas, como la vida de diez obreros que intentaban despejar la entrada.

Al vigésimo segundo día los exploradores se comunicaron con la Sociedad através de un equipo inalámbrico portátil para informarse acerca de sus posibilidades de sobrevivir. Tras no encontrar solución menos crítica, Roger Whetmore, uno de ellos, creyó conveniente para salvar cuatro vidas que uno de los cinco muriera para servir de alimento a los restantes. No encontrando un escape más adecuado, los cuatro exploradores estuvieron de acuerdo con su colega.

Cuando se iba a proceder a tirar los dados que determinarían cual sería la víctima, uno de ellos, precisamente Whetmore, se arrepintió y dijo que le parecía más prudente esperar una semana más y recién luego tomar una decisión tan drástica, pero su propuesta no fue aceptada; fue acusado por el resto de los exploradores de violación de lo convenido y procedieron a arrojar los dados.

El azar determinó que Whetmore se viera perjudicado en el tiro que hiciera otro por él, siendo luego privado de la vida y comido por sus compañeros.

Luego del rescate de los acusados y después que éstos pasaran una temporada en el hospital donde fueron objeto de un tratamiento por desnutrición y shock, se los sometió a proceso por homicidio en la persona de Roger Whetmore.

En un extenso "veredicto especial" el jurado del tribunal del Condado de Stowfield decidió que los hechos habían ocurrido de esta manera y por decisión del juez, los acusados fueron declarados culpables de homicidio. Una vez disuelto el jurado sus miembros suscribieron una comunicación al jefe del Poder Ejecutivo pidiéndole que conmutara la pena de muerte por la de seis meses de prisión. El juez otro tanto.

El Poder Ejecutivo ante la situación se mantuvo a la expectativa aguardando la decisión de la Suprema Corte sin dar lugar luego a las peticiones realizadas por el tribunal de Stowfield. "La sentencia condenatoria del tribunal es CONFIRMADA por la corte, hallándose dividido en forma pareja el voto de sus miembros. Los acusados serán colgados del cuello hasta que mueran".

Se resolvió: que eran culpables de homicidio y se los sentenció a la horca, pues la ley de Commonwelth no permite discreción alguna con respecto a la pena a imponerse por aquel delito. El juez dirigió una comunicación similar al poder ejecutivo: éste no adoptó resolución alguna con respecto a estas peticiones; el poder ejecutivo parece que aguarda nuestra decisión en el presente recurso.

OPINION DE LOS JUECES

PRESIDENTE TRUEPENNY:

El presidente de la Corte dejó en claro desde su postura Positivista que por sobre todo hay que cumplir con la ley. Encuentra culpables a los acusados.

Hay que respetar la ley para evitar el estimulo a su transgresión.

El jefe del Poder Ejecutivo debería adoptar alguna forma de clemencia para mitigar los rigores de la ley; si así ocurre, se hará justicia sin menoscabar la letra ni el espíritu de la ley y sin ofrecer estimulo a su transgresión.

MINISTRO FOSTER:

Foster pretende encaminar el caso desde su visión Iusnaturalista intentando justificar los hechos, que según él, no pueden juzgárselos a partir del derecho positivo sino del derecho natural ya que el estado de naturaleza reinaba moralmente en los exploradores.

Critica a Truepenny por eludir graves inconvenientes.

Encuentra inocentes a los acusados.

Con este caso se pone en juego no sólo el futuro de los acusados, sino el "derecho" de la Commonwealth. Si son condenados, el derecho mismo será condenado por el sentido común debido a que el común popular disiente de la condena de los acusados; por lo tanto si se resolviese que los acusados tuvieron culpa alguna, a mi entender, el orden jurídico no habrá pretendido realizar justicia en este caso.

Hay dos fundamentos esenciales para demostrar la inocencia de los acusados:

En primera medida, a este caso no puede aplicársele el derecho positivo de la Commonwealth sino el Derecho natural; porque el derecho positivo presupone la posibilidad de la coexistencia de los hombres en sociedad y al desaparecer dicha condición desaparece la fuerza del derecho positivo.

Los acusados se encuentran justificados moralmente por haberse regido por un contrato social preestablecido por ellos y, más específicamente, promovido por la víctima. Además, debe tenerse en cuenta que la vida humana no tiene el mismo valor en el estado de sociedad civil que en el estado de naturaleza; ahora, si en el primero se vive arriesgando la vida de algunos para salvar la de otros, qué se podría esperar en un estado de naturaleza.

En segundo término, suponiendo que el derecho positivo sea aplicable, no tiene por qué ser estricto y literal; no importan tanto las palabras sino el propósito perseguido por la ley, "un hombre puede violar la letra de la ley sin violar la ley misma". Se debe aceptar fidelidad a las leyes y a la cámara de representantes, pero una FIDELIDAD INTELIGENTE, "la corrección de obvios errores u omisiones legislativas no significan suplantar la voluntad del legislador, sino hacerla efectiva".

Llego a la conclusión de que en el momento en que Whetmore perdió su vida a manos de estos acusados todos aquellos se encontraban "no en un estado de sociedad civil", sino en un "estado de naturaleza". Por lo que no son culpables de dicho crimen.

Lo que hicieron fue hecho en cumplimiento de un contrato social aceptado por todos.

Llego a la conclusión de que en el momento en que Whetmore perdió su vida a manos de estos acusados todos aquellos se encontraban "no en un estado de sociedad civil", sino en un "estado de naturaleza". Por lo que no son culpables de dicho crimen.

Lo que hicieron fue hecho en cumplimiento de un contrato social aceptado por todos. Trazaron como quien dice una nueva carta de gobierno apropiada a las circunstancias en que se hallaban: "el principio último de toda ley o gobierno debe buscarse en la noción de un contrato o convenio; que provea la única justificación ética en que basar los poderes del gobierno, poderes que incluyen el de privar de la vida. Estoy convencido de que esta línea de argumentación que expuse no admite refutación racional alguna.

MINISTRO TATTING:

No encuentra justo que se los haya acusado de asesinato.

Se maneja mucho con precedentes.

Critica ambas proposiciones de Foster por emitir un voto plagado de contradicciones y falacias.

Se declara incompetente para resolver el caso.

Ambas proposiciones de Foster caen en contradicción:

¿Por qué puede afirmarse que esos hombres se encontraban en un estado de naturaleza? ¿En qué momento pasan de un estado a otro?

Si el caso no corresponde al derecho positivo entonces no puede ser tratado por el tribunal del Commonwealth, que decide según el derecho positivo. ¿Si el caso debería ser tratado en base al derecho natural, que autoridad sería capaz de designar un tribunal de la naturaleza?

No puede entenderse cómo Foster puede regirse por un código en el cual el derecho de los contratos es más fundamental que el del homicidio. Según el pensamiento de Foster, los acusados al matar a Whetmore estaban ejerciendo los derechos conferidos por el convenio.

En su segundo fundamento continúa equivocándose; Foster justifica su argumento aduciendo que tanto en el caso a tratar como en otro de defensa propia, no se cumple el propósito preventivo de la ley pero así tampoco se viola el derecho positivo. Es criticable a este fundamento el hecho de que considere a la prevención como único propósito de las leyes penales. También se equivoca al considerar similares el caso a tratar y uno de defensa propia, obviando que en defensa propia se actúa impulsivamente y no intencionalmente como ocurrió en el caso a juzgar.

Encuentro que mi colega Foster, se halla plagado de contradicciones y falacias. Si aquellos hombres se encontraran bajo la ley de la naturaleza, de dónde nos viene la competencia para establecer y aplicar aquella ley? Por cierto, nosotros no nos encontramos en estado de naturaleza.

Es un código en el cual es derecho de los contratos es mas fundamental que el del homicidio, según Foster el contrato una vez concertado es irrevocable y si una de las partes intenta revocarlo, las otras pueden tomar la ley en sus propias manos y ejecutar el contrato por medio de la violencia. (Con lo que no estoy de acuerdo), aunque Commanwealth c/parry apoya sin ambigüedades la interpretación de Foster, aplicado a la causa de defensa propia.

Estos hombres actuaron intencionalmente, con gran deliberación y después de haber discutido durante varias horas sobre lo que harían. Hubiera sido mas prudente no iniciar el proceso ya que no hay una disposición en nuestras leyes que declare un crimen el comer la carne humana.

Tengo dudas sobre la solución legal de este asunto.

- Establece bajo que autoridad se convertirían en un tribunal de la naturaleza y la falta de contenido en su código, donde el contrato es superior al homicidio.

- Establece que el homicidio exige un acto intencional.

- Un hombre que actúa en defensa propia ante una amenaza agresiva, responde a un impulso de la naturaleza humana no intencional.

- Finalmente se encuentra en un estado de incertidumbre tal en el que le es imposible aceptar tanto el veredicto especial como declararlos inocentes. Plantea la falta de una ley mas apropiada para juzgar a estas personas como podría ser el castigo al canibalismo. De esta manera se declara incompetente para la resolución del caso.


MINISTRO KEEN:

A pesar de no estar de acuerdo en su totalidad con el contenido de la ley cree que la solución no es dejar de aplicarla tal cual está escrita, sino modificarla pero que esto no es función del Poder Judicial al cual pertenece. Demuestra una postura POSITIVISTA.

Piensa que el resto de sus colegas fracasaron al no distinguir los aspectos jurídicos de los morales.

Los acusados deben ser condenados.

Hay que dejar de lado dos cuestiones que no deberían importarle a esta Corte: primero, si el jefe del Poder Ejecutivo, debería o no concederle clemencia a los acusados en el caso que sean considerados culpables; segundo, si es justo o injusto, bueno o malo lo que hicieron estos hombres.
Concedería un perdón total a estos hombres pero mi función me obliga a dejar de lado mis concepciones de moralidad y aplicar la ley como ha sido escrita.

La ley debe aplicarse como la concibió el Poder Legislativo, y los jueces no son quienes para investigar sus propósitos que además suelen ser diversos.

No se debe tener en cuenta el propósito de la ley sino el ALCANCE

 Yo perdonaría a estos hombres, pero en el desempeño de mis deberes como juez no me incumbe dirigir peticiones al poder ejecutivo, ni tomar en cuenta lo que este pueda o no hacer para arribar a mi propia decisión, la que deberá estar enteramente guiada por el derecho de Commowealth. Esto es una confusión de funciones gubernamentales.

No me incumbe la cuestión de si el principio que prohíbe al poder judicial la revisión de las leyes es adecuado o equivocado, deseable o indeseable; meramente observo que este principio se ha convertido en una tácita premisa subyacente a la totalidad del orden jurídico, gubernamental, que yo he jurado administrar.

El resultado de esta lucha solo pudo ser el que efectivamente ocurrió, un completo fracaso en el desempeño de la función judicial. No se puede aplicar una ley tal como esta escrita y al mismo tiempo reformularla, según los propios deseos.

Si hubiéramos heredado de nuestros antepasados un mejor sistema jurídico, se hubiera dado soluciones acertadas. Concluyo: la sentencia condenatoria debe ser confirmada.

- Se basa en la letra de la ley, interpretándola y aplicándola a pesar de que estas no concuerden con sus ideas morales. Es así como los declara culpables del homicidio de Roger Whetmore, ya que hubo intención de matar a una persona.

Sustenta esta concepción de la ley en la supremacía del poder legislativo y la obligación que fluye para el poder judicial de aplicar fielmente la ley.

- Plantea no el propósito de la ley, sino su alcance. Descarta la excepción argumentando que Whetmore no dirigió ningún tipo de amenaza, por lo que no se puede comparar a un caso de defensa propia.

MINISTRO HANDY:

Es un hombre muy práctico, REALISTA, piensa que siempre hay que tener en cuenta la realidad para resolver cada caso en particular.

Critica a Truepenny y a Tatting por querer desentenderse del problema.

Los acusados son inocentes. La sentencia debe revocarse.

El gobierno es un asunto humano, los hombres son gobernados no por palabras sobre el papel o por teorías abstractas sino por otros hombres.

Debería tratarse a las formas y a los conceptos abstractos como instrumentos y resolver cada caso acomodando esos instrumentos para obtener la solución más conveniente.

Hay que tener en cuenta la realidad: el caso ha despertado enormemente el interés público y la gente en su mayoría piensa que no deberían ser condenados. Nadie pensaría que al absolver a estos hombres la ley se vería más forzada de lo que fue expuesta al crear la excusa de la defensa propia.

La equivocación más crucial en que caen los jueces que piensan que se hará justicia si el Poder Ejecutivo conmuta la pena, es no tener en cuenta la REALIDAD. Si la tuvieran en cuenta se darían cuenta que el jefe del Poder Ejecutivo es un hombre de edad avanzada y conceptos muy rígidos; y que el clamor público tiene sobre él un efecto contrario al deseado por los jueces.

Mi única desilusión ha sido que nadie haya hecho cuestión acerca de la naturaleza jurídica del convenio celebrado en la caverna (unilateral o bilateral), y si no puede considerarse que Whetmor revocó una oferta antes de que se hubiera actuado en base a la misma.

Opino también que son gobernados bien cuando sus gobernantes entienden los sentimientos y concepciones de las masas.

Me doy ciertamente cuenta de que donde hay reglas y principios abstractos, los abogados podrán hacer distinciones hasta cierto punto el tipo de cosas que he estado describiendo es un mal necesario inseparable de cualquier regulación formal de los asuntos humanos. Concedo que aquí es esencial que haya límites a la discreción, adherencia a las formas, escrupulosos referentes a lo que cae y a lo que no cae bajo la regla. Creo que todos los funcionarios públicos cumplirían mejor su tarea si trataran a las formas y a los conceptos abstractos como instrumentos.

Y entonces ni el derecho de la naturaleza de Foster, ni la fidelidad de Keen a la letra de la ley no servirá de nada.

En una encuesta un 90 % de la gente opinó que los acusados deberían ser perdonados o castigados con una especie de pena simbólica. Esto revela no sólo lo que deberíamos hacer, sino lo que tenemos que hacer si deseamos preservar entre nosotros la opinión pública una armonía decente y razonable.

Llego a la conclusión de que está en juego la vida de 4 hombres, que ya han sufrido más tormentos y humillaciones que los que la mayor parte de nosotros sometería, en mil años, por eso estos acusados son inocentes del crimen objeto de la acusación. Y la sentencia debe revocarse.

En la caverna se torna imposible la coexistencia humana, siendo ésta, premisa básica del derecho. Ante tal ausencia su aplicación no tiene validez

- Falta coexistencia entre los seres porque su sentido básico cambia por el de la conservación de la vida.

- El ámbito de la aplicación de la ley cambia de territorial a moral. Se encuentran en un estado de naturaleza en el cual se rige bajo un contrato.

De aceptar de las leyes de Commonwealth penetraran la caverna y juzguen a los individuos allí dentro, se considerara que, a pesar de que estos hombres hallan cometido un acto que viola el texto literal de las prescripciones del N.C.S.A. (n.s.) párrafo 12-a, un hombre puede violar la letra de la ley sin violar su esencia. Es aquí donde el juez intenta remarcar una excepción en la ley basada no en sus palabras sino en su propósito. Para ello expone como ejemplo que el caso de matar en defensa propia es excusable ya que el propósito de la legislación criminal es prevenir que se cometan crímenes. 

- Omite la intencionalidad de los acusados en el homicidio, por lo que no considera lo que la ley expresa.

- Establece que las leyes una teoría abstracta que da lugar a diferentes distinciones. De este manera afirma que las leyes son una cuestión de sabiduría práctica a aplicarse a realidades humanas y no en teoría.

- Plantea que el juez deba mantener una flexibilidad esencial para armonizar las relaciones con los sometidos a su autoridad, teniendo en cuenta la opinión publica. Es por eso que sustenta su argumento sobre la base del sentido común y la opinión publica.













Comentarios ANALITICOS al caso de los
exploradores de cavernas

Hubo una avalancha en una caverna, en la que se encontraban exploradores. Estos quedaron atrapados y se ubicaron en la entrada obstruida, esperando el rescate. Las tareas de remoción fueron varias veces frustradas por nuevas avalanchas. El día n° 32 contando desde la entrada de los exploradores a la caverna, se logra el rescate exitoso.

Los exploradores llevaron escasas provisiones y la caverna no contenía sustancia animal, ni vegetal que les permitiera subsistir. Perecerían por inanición antes de poder rescatarlos.

Día No. 21 se supo que los exploradores habían llevado un equipo inalámbrico para recibir y transmitir mensajes. Los ingenieros opinaban que faltaban por lo menos diez días mas para el rescate, siempre y cuando no hubiese nuevas avalanchas.

Los exploradores le preguntaron a un médico las probabilidades para seguir subsistiendo, sin alimentos durante esos diez días. Opinión del médico: En el estado en que se encuentran la probabilidad es muy poca.

Whetmore (uno de los exploradores) le preguntó al médico si comiéndose a uno de ellos, los restantes podrían sobrevivir esos diez días más que faltaban para el recate. Los médicos no respondieron, entonces preguntaron si había algún juez, funcionario público, sacerdote o religioso en el campamento que quisiera contestar. Nadie lo hizo.

Se presumió erróneamente que las pilas del equipo inalámbrico de los exploradores se habían agotado.

El día No. 23 se supo que Whetmore había sido asesinado y comido por sus compañeros. Whetmore tuvo la idea de usar dados para ver quien tenía que morir. Pero éste al cabo de un instante decide retirarse del acuerdo. Igualmente los exploradores tiraron los dados por él, viendo el resultado le pidieron que hiciera objeciones, pero éste contestó que no tenía ninguna objeción para hacer. Whetmore debía morir. Luego del rescate los exploradores fueron objeto de un tratamiento por shock y desnutrición.

El abogado defensor pidió que hicieran un veredicto especial por el tribunal, dejando al juez la determinación de la culpabilidad de los reos, en base a los hechos que resultaren probados.

Se hizo el veredicto especial y decidieron que los hechos ocurrieron tal como fue hecho el relato y que si en base a este eran culpables, era necesaria una condena. Se resolvió: que eran culpables de homicidio y se los sentenció a la horca, pues la ley de Commonwelth no permite discreción alguna con respecto a la pena a imponerse por aquel delito.

Disuelto el jurado, sus miembros subscribieron una comunicación al jefe del poder ejecutivo, peticionándole que conmutara la pena de muerte por 6 meses de prisión.

El juez dirigió una comunicación similar al poder ejecutivo: éste no adoptó resolución alguna con respecto a estas peticiones; el poder ejecutivo parece que aguarda nuestra decisión en el presente recurso.






Opinión 1: Ministro Foster:

Fundamento 1:

Llego a la conclusión de que en el momento en que Whetmore perdió su vida a manos de estos acusados todos aquellos se encontraban "no en un estado de sociedad civil", sino en un "estado de naturaleza". Por lo que no son culpables de dicho crimen.

Lo que hicieron fue hecho en cumplimiento de un contrato social aceptado por todos. Trazaron como quien dice una nueva carta de gobierno apropiada a las circunstancias en que se hallaban: "el principio último de toda ley o gobierno debe buscarse en la noción de un contrato o convenio; que provea la única justificación ética en que basar los poderes del gobierno, poderes que incluyen el de privar de la vida. Estoy convencido de que esta línea de argumentación que expuse no admite refutación racional alguna.

Fundamento 2:

Este presupone el rechazo por vía de hipótesis de todas las premisas con las cuales he trabajado hasta ahora. Estoy equivocado al afirmar que la situación de estos hombres la sustrajo de los efectos de nuestro derecho positivo, y doy por sentado que nuestra recopilación de leyes tenia el poder de penetrar 500 pies de roca e imponerse a aquellos hombres hambrientos en su prisión subterránea.

Los hombres han cometido un acto que viola el texto literal de la ley que dice "quien intencionalmente privarte la vida de otro" es un asesino. Pero uno de los trozos mas antiguos de la sabiduría jurídica nos dice " el hombre puede violar la letra de la ley, sin violar le ley misma".

Podemos estar seguros de que su decisión ante la alternativa de vivir o perecer no estará controlada por el contenido de nuestra código penal. Por ende, se hace claro que la ley no es aplicable al presente caso. Por ello, concluyo que cualquiera sea el punto de vista desde el cual se encare este caso, los acusados son inocentes y que la sentencia debe ser revocada.

Opinión 2: Ministro Tatting:

Encuentro que mi colega Foster, se halla plagado de contradicciones y falacias. Si aquellos hombres se encontraran bajo la ley de la naturaleza, de dónde nos viene la competencia para establecer y aplicar aquella ley? Por cierto, nosotros no nos encontramos en estado de naturaleza.

Es un código en el cual es derecho de los contratos es mas fundamental que el del homicidio, según Foster el contrato una vez concertado es irrevocable y si una de las partes intenta revocarlo, las otras pueden tomar la ley en sus propias manos y ejecutar el contrato por medio de la violencia. (Con lo que no estoy de acuerdo), aunque Commanwealth c/ parry apoya sin ambigüedades la interpretación de Foster, aplicado a la causa de defensa propia.

Estos hombres actuaron intencionalmente, con gran deliberación y después de haber discutido durante varias horas sobre lo que harían. Hubiera sido más prudente no iniciar el proceso ya que no hay una disposición en nuestras leyes que declare un crimen el comer la carne humana. Tengo dudas sobre la solución legal de este asunto.

Opinión 3: Ministro Keen:

Yo perdonaría a estos hombres, pero en el desempeño de mis deberes como juez no me incumbe dirigir peticiones al poder ejecutivo, ni tomar en cuenta lo que este pueda o no hacer para arribar a mi propia decisión, la que deberá estar enteramente guiada por el derecho de Commowealth. Esto es una confusión de funciones gubernamentales.

No me incumbe la cuestión de si el principio que prohíbe al poder judicial la revisión de las leyes es adecuado o equivocado, deseable o indeseable; meramente observo que este principio se ha convertido en una tácita premisa subyacente a la totalidad del orden jurídico, gubernamental, que yo he jurado administrar.

El resultado de esta lucha solo pudo ser el que efectivamente ocurrió, un completo fracaso en el desempeño de la función judicial. No se puede aplicar una ley tal como esta escrita y al mismo tiempo reformularla, según los propios deseos.

Si hubiéramos heredado de nuestros antepasados un mejor sistema jurídico, se hubiera dado soluciones acertadas. Concluyo: la sentencia condenatoria debe ser confirmada.

Opinión 4: Ministro Handy:

Mi única desilusión ha sido que nadie haya hecho cuestión acerca de la naturaleza jurídica del convenio celebrado en la caverna (unilateral o bilateral), y si no puede considerarse que Whetmor revocó una oferta antes de que se hubiera actuado en base a la misma.

Opino también que son gobernados bien cuando sus gobernantes entienden los sentimientos y concepciones de las masas.

Me doy ciertamente cuenta de que donde hay reglas y principios abstractos, los abogados podrán hacer distinciones hasta cierto punto el tipo de cosas que he estado describiendo es un mal necesario inseparable de cualquier regulación formal de los asuntos humanos. Concedo que aquí es esencial que haya límites a la discreción, adherencia a las formas, escrupulosos referentes a lo que cae y a lo que no cae bajo la regla. Creo que todos los funcionarios públicos cumplirían mejor su tarea si trataran a las formas y a los conceptos abstractos como instrumentos.

Y entonces ni el derecho de la naturaleza de Foster, ni la fidelidad de Keen a la letra de la ley no servirá de nada.

En una encuesta un 90 % de la gente opinó que los acusados deberían ser perdonados o castigados con una especie de pena simbólica. Esto revela no sólo lo que deberíamos hacer, sino lo que tenemos que hacer si deseamos preservar entre nosotros la opinión pública una armonía decente y razonable.

Llego a la conclusión de que está en juego la vida de 4 hombres, que ya han sufrido más tormentos y humillaciones que los que la mayor parte de nosotros sometería, en mil años, por eso estos acusados son inocentes del crimen objeto de la acusación. Y la sentencia debe revocarse.

Comentario sobre la opinión del Ministro Foster:

En la caverna se torna imposible la coexistencia humana, siendo ésta, premisa básica del derecho. Ante tal ausencia su aplicación no tiene validez

- Falta coexistencia entre los seres porque su sentido básico cambia por el de la conservación de la vida.

- El ámbito de la aplicación de la ley cambia de territorial a moral. Se encuentran en un estado de naturaleza en el cual se rige bajo un contrato.

De aceptar de las leyes de Commonwealth penetraran la caverna y juzguen a los individuos allí dentro, se considerara que, a pesar de que estos hombres hallan cometido un acto que viola el texto literal de las prescripciones del N.C.S.A. (n.s.) párrafo 12-a, un hombre puede violar la letra de la ley sin violar su esencia. Es aquí donde el juez intenta remarcar una excepción en la ley basada no en sus palabras sino en su propósito. Para ello expone como ejemplo que el caso de matar en defensa propia es excusable ya que el propósito de la legislación criminal es prevenir que se cometan crímenes. 

- Omite la intencionalidad de los acusados en el homicidio, por lo que no considera lo que la ley expresa.

Comentario sobre la opinión del Ministro Tatting:

- Establece bajo que autoridad se convertirían en un tribunal de la naturaleza y la falta de contenido en su código, donde el contrato es superior al homicidio.

- Establece que el homicidio exige un acto intencional.

- Un hombre que actúa en defensa propia ante una amenaza agresiva, responde a un impulso de la naturaleza humana no intencional.

- Finalmente se encuentra en un estado de incertidumbre tal en el que le es imposible aceptar tanto el veredicto especial como declararlos inocentes. Plantea la falta de una ley mas apropiada para juzgar a estas personas como podría ser el castigo al canibalismo. De esta manera se declara incompetente para la resolución del caso.

Comentario sobre la opinión del Ministro Keen:

- Se basa en la letra de la ley, interpretándola y aplicándola a pesar de que estas no concuerden con sus ideas morales. Es así como los declara culpables del homicidio de Roger Whetmore, ya que hubo intención de matar a una persona.
Sustenta esta concepción de la ley en la supremacía del poder legislativo y la obligación que fluye para el poder judicial de aplicar fielmente la ley.

- Plantea no el propósito de la ley, sino su alcance. Descarta la excepción argumentando que Whetmore no dirigió ningún tipo de amenaza, por lo que no se puede comparar a un caso de defensa propia.

Comentario sobre la opinión del Ministro Handy

- Establece que las leyes una teoría abstracta que da lugar a diferentes distinciones. De esta manera afirma que las leyes son una cuestión de sabiduría práctica a aplicarse a realidades humanas y no en teoría.

- Plantea que el juez deba mantener una flexibilidad esencial para armonizar las relaciones con los sometidos a su autoridad, teniendo en cuenta la opinión publica. Es por eso que sustenta su argumento sobre la base del sentido común y la opinión publica.

Comentario final

- El hecho que admite gran contradicción entre los diferentes votos es la interpretación de cómo aplicar las prescripciones. 

- Los datos de la realidad son finitos, ya que siempre se conocen los sucesos en forma parcial, dejando un sin fin de dudas, caminos y posibilidades a arribar.

En base al código penal de la República Dominicana no se puede acordar la propia muerte ni el homicidio de una persona, aunque haya consentimiento de esta. Según el Artículo 295 el que voluntariamente mata a otro, se hace reo de homicidio, siempre y cuando no se estableciere otra pena.

Pero hay que tener en cuenta que no se encontraban en el momento del homicidio de Whetmore en un estado psíquico normal. En materia penal no se puede distinguir lo que la ley no distingue, ni dejar de aplicar la misma conforme a lo que textualmente la misma dice.

Los jueces deben resolver todos lo casos que conozcan. Si el caso no puede ser resuelto por las palabras y la finalidad de la ley se debe tomar en cuenta las leyes análogas, los usos y costumbres y los principios generales del derecho conforme a las circunstancias del caso. Las leyes son vinculantes desde su entrada en vigencia, y la ignorancia y el error acerca de ellas no sirven de excusa salvo, con relación a las leyes civiles en los siguientes casos: si la ley autoriza la excusa.

Si la ley establece que se debe dar aviso a comunicación previa, a persona determinada o al público, haciendo saber sus disposiciones, y ese aviso o comunicación no ha sido dado.

La responsabilidad civil está emplazada en un área móvil. Los viejos odres del Código Civil resultaron insuficientes para contener las soluciones apropiadas a los tiempos cambiantes. El concepto de responsabilidad civil evolucionó de una deuda de responsabilidad a un crédito de indemnización (Lambert); hoy importa la injusticia del daño antes que la injusticia de la conducta generadora (Olaciregui), porque el Derecho contemporáneo mira el lado de la víctima y no del lado del autor (Ripert).

- Omisiones: 

a) Foster omite determinar cuando comienza el Estado de Naturaleza, justificar con que autoridad el tribunal juzgaría a los acusados.

b) Keen y Tatting no tienen en cuenta la diferencia entre Estado de Naturaleza y Sociedad Civil. Para ellos sólo existe una sola ley, la que se aplica en Commonwealth.

c) Handy omite considerar el derecho positivo vigente.

- El ministro Foster omite la distinción entre lo jurídico y lo moral, dejándose guiar por esto último. De esta manera omite como ministro aplicar el derecho del país. Omite la intencionalidad de los acusados en el homicidio, por lo que no considera lo que la ley expresa.

- Handy afirma que Foster, Tatting, y Keen omiten tener en cuenta la armonía que debe conservarse entre la masa del pueblo y los que dirigen la vida jurídica, política y económica.

- Según Tatting, Keen omite tener en cuenta la idea de castigar el canibalismo, siendo esta muy apropiada para juzgar a los acusados.

- Según Keen y Tatting, Handy omite: aplicar la ley al pie de la letra y sobre la letra de la ley y su propósito.


  


CONCLUCION


El caso de los exploradores de cavernas es un famoso caso hipotético escrito en el año 1949 por el estadounidense Lon Fuller para la Harvard Law Review.

En este caso hipotético, un grupo de cinco exploradores quedan atrapados en el interior de una caverna. Éstos habían llevado escasas provisiones, y la caverna carecía de sustancia animal o vegetal que les permitiera subsistir. Tras un mes de esfuerzos por parte de las fuerzas de rescate, finalmente se logró remover los escombros que habían sellado el acceso. Una vez que los espeleólogos fueron rescatados, se supo que uno de ellos había sido asesinado y comido por sus compañeros.

El artículo escrito representa el examen que hacen los cinco ministros integrantes de la Suprema Corte al conocer el caso. Lo interesante consiste en que cada uno de los ministros personifica a una de las distintas perspectivas acerca de lo que es el derecho, cuestión que repercute en la opinión sobre si los acusados son o no culpables y, en consecuencia, si deben o no ser ejecutados como culpables por el delito de homicidio.






BIBLIOGRAFIA

Resumen de las hipótesis planteadas en
"EL CASO DE LOS EXPLORADORES DE CAVERNAS"
(Libro de LON L. FULLER)



SIGUENOS EN TWITTER @Derechoexperto

FAN PAGE FACEBOOK